Inicio » Institucional — Julio 9, 2015

La importancia de cuidar los suelos

En julio se conmemora el Día Internacional de la Conservación del Suelo. Coomeva + Verde quiere recordar la importancia de cuidar de este recurso natural, fundamental para el desarrollo de la vida en el Planeta.

La sociedad entera depende totalmente de la producción del suelo para su existencia. El suelo es fundamental para el crecimiento de las plantas y la producción de alimentos, pero también para mantener el equilibrio con la atmósfera, recibir residuos y filtrar contaminantes.

De los suelos dependen el ecosistema, la seguridad alimentaria y la calidad de vida de las personas y demás seres vivos. En suma, de la conservación del suelo depende la vida en la Tierra y la existencia del ser humano.

La degradación de la tierra es un problema que afecta a gran parte de la superficie global. Trae efectos negativos en la economía de los pueblos, el bienestar de las personas y la conservación de la biodiversidad.

Si bien los suelos pueden verse afectados por procesos naturales que inciden en sus propiedades físicas, químicas y biológicas, la realidad es que en un 80 por ciento los efectos negativos que han sufrido son responsabilidad del hombre, debido a prácticas no sustentables que afectan su conservación. Por tanto, la sociedad entera debe participar de la responsabilidad de su cuidado.

¿Cómo podemos ayudar a cuidar los suelos?

Desde nuestro lugar, cada uno podemos ayudar a que cada vez se contamine menos este recurso tan necesario para todos:

  • Evite arrojar cualquier tipo de productos que contengan químicos que puedan afectar no solo al suelo, sino también al ecosistema en su conjunto.
  • No arroje al suelo productos que puedan revestir cierta solidez, como todo tipo de plásticos, papeles, vidrio, metales y demás. Se recomienda separar desde la fuente y reciclar, no solo por los beneficios que trae, sino para evitar una mayor contaminación.
  • Plante todo tipo de árboles, siempre y cuando sean adecuados para el sistema de plantación.
  • No deseche productos venenosos en la tierra, ni arroje solventes u otros productos que no formen parte de la tierra de manera normal.
  • Evite la deforestación de los bosques.

Respetar la tierra y unir nuestras fuerzas para evitar más su degradación es el camino hacia su recuperación.

tips-ecol

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*