Inicio » De la Presidencia Ejecutiva — Septiembre 5, 2018

Innovación ¡No son solo inventos!

¿Que entendemos por innovación? 

La innovación es un concepto amplio relacionado con la capacidad de las organizaciones de ser flexibles, ágiles, dinámicas, adaptativas a las nuevas realidades empresariales, tecnológicas y sociales, y obviamente de ser creadoras y transformadoras.

Es un atributo necesario para generar soluciones de valor múltiples e integradas. La innovación no se trata solo de invenciones. Cuando una empresa es innovadora tiene arraigo cultural en los temas de flexibilidad y adaptación, es capaz de desarrollar sus productos y mejorar sus procesos para aportar al desarrollo del país y al bienestar de sus asociados o clientes, como parte de una cadena de creación de valor que trasciende a la empresa misma.

ideas

¿Cuáles son los pilares de la innovación?

Para identificar cómo se logra construir una plataforma de innovación en la empresa tomaré como base el último capítulo del libro de Andrés Oppenheimer ¡Crear o morir! 

 1. La innovación es más un proceso cultural que tecnológico

Se crea una cultura de la innovación cuando se promueve el entusiasmo por crear; una alta estima y reconocimiento a los innovadores; cuando los errores en los intentos por crear o mejorar no son errores, sino caminos que aún no funcionan; cuando se permite asumir riesgos y ensayar sin que eso implique fracaso o medidas disciplinarias.  

Para ello se precisa de mucha comunicación y coherencia del ejercicio de liderazgo con este propósito, así como una exaltación permanente, incluyendo premios y reconocimientos económicos, a quienes tienen logros o están haciendo intentos relevantes.  

En días recientes nos invitaron a contar la experiencia de Coomeva en torno al importante concepto de la innovación. Asumimos esta tarea con entusiasmo, pues reconocemos que vivimos una gran transformación; una Cuarta Revolución Industrial o Revolución Digital, en la que se están definiendo posiciones y desarrollos, que tal como ocurrió con las tres anteriores revoluciones, marcarán las nuevas dinámicas sociales y económicas de los países y de la mano de estos, también de las empresas (Gráfica 1).

desarrollo

2. Se requiere educar para la innovación

En el movimiento cooperativo la educación es “la llave de oro”. En la innovación es igual. Se requiere de personas con alta formación, de científicos y técnicos que conozcan en profundidad las necesidades de las comunidades que atendemos y que realicen innovación social. En este aspecto es fundamental la vinculación y las alianzas con universidades y con programas de desarrollo humano bajo esta orientación.

3. Las normas y el tratamiento del error

Generalmente las empresas coinciden en la importancia de promover la innovación. Pero a la vez tienen normas internas e incluso externas que la constriñen: Manuales de funciones y reglamentos de trabajo inflexibles, con un duro régimen de castigo de las “desviaciones”. Por tanto, para ser coherentes con la idea de innovar, y ser flexibles y adaptativos, dichas normas deben ser sometidas a revisión y ajuste.

4. Hay que invertir en la innovación

Para innovar se necesitan ciertas plataformas, como la educativa, la información y su análisis, la experimentación, las pruebas de producto, etcétera. Todas ellas implican una inversión de recursos. Por tanto es natural preguntarse cuánto de los ingresos de la empresa se destinan a I+D y cuánto de lo que se vende hoy proviene de productos o servicios lanzados en los últimos cinco años. Pero así como es necesario invertir para innovar también se debe revisar el retorno, pues se trata de invertir para crear valor con los nuevos desarrollos. 

5.La innovación es un proceso colaborativo y debe estar alineado con la estrategia 

Es de reconocer que la innovación, más que por genialidades individuales se da por procesos sociales de colaboración y apoyo. Esto significa que nuevamente requerimos de una cultura en la empresa basada en la confianza, donde una idea o proyecto innovador sea un producto social de mejora, más que de un grupo de “científicos” encerrados inventando cosas.

Por último, es perentorio que la innovación y su desarrollo en la organización tengan alineación con la estrategia, para permitir su fluidez y facilitar el logro de esta. 

Captura de pantalla 2018-09-05 a las 10.01.23 a.m.

Desde sus inicios Coomeva ha sido una gran innovación social: Con un fondo privado de pensiones que se anticipó 25 años a la gran reforma a la seguridad social en Colombia; con un fondo de desempleo desde hace varios años; con un proyecto de educación que nos permite ofrecer tasas compensadas y recientemente con la aprobación por parte de nuestra Asamblea de un Fondo de Vivienda, entre otros desarrollos.

Bajo este mismo criterio avanzamos desde nuestras empresas con entendimiento e inserción en el mundo digital (Gráfica 2), con iniciativas como la SEDPE1, el banco virtual, los servicios médicos globales (www.aboutti.com), así como con servicios de seguros, turísticos y financieros a través de medios digitales. Igualmente hemos estructurado un programa formal de innovación con el apoyo de la Universidad Javeriana de Cali. Con todo esto, la innovación es un compromiso para el Grupo Coomeva en el momento actual.

 

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*