Inicio » Comité de Ética — Julio 30, 2018

El buen gobierno corporativo y la ética organizacional no se imponen

La transparencia y el comportamiento ético deben ser parte del ADN de la empresa. Los códigos y documentos éticos no tienen sentido si no son interiorizados por todos los colaboradores en su día a día.

__________________________________________________________________________

Luego de la quiebra del gigante de la energía Enron Corp. en 2001 varios exempleados subastaron por Internet 39 copias del manual de ética de la empresa. “Si todos en la compañía hubiesen observado esas reglas, habrían evitado la bancarrota más grande de la historia”, dijo uno de los vendedores, mientras otros bromearon acerca de lo poco utilizados que fueron los códigos éticos.

Pero este no es el único caso. La constructora brasileña Odebrecht, envuelta en uno de los mayores escándalos de corrupción, también tenía su código de conducta; un documento de 23 páginas y 15 capítulos que exigía a sus empleados “transparencia, honestidad y cumplir la ley”.

La conclusión de estos y otros casos similares es que no basta con disponer de códigos de ética y de buen gobierno bien escritos, y que estos traten de ser impuestos de manera abrupta en las organizaciones, si al final son ignorados e incumplidos.

En los últimos meses, organismos de control en Colombia han expedido normas jurídicas que establecen como perentorio el definir guías de gobierno corporativo y manejo ético en entidades públicas, mixtas y privadas.

Pero para ser útiles estos documentos deben ser “vivientes”, esto es valorados y tenidos en cuenta por todos, para que cumplan su cometido de ayudar a tomar decisiones éticas.

Los códigos de gobierno y de ética deben surgir de esfuerzos individuales y colectivos, para construir una organización en cuyo ADN esté el manejo transparente de sus acciones por parte de sus empleados, con sus grupos de interés y con la sociedad. Dichas disposiciones no deben ser impuestas o entronizadas por mandatos que no se corresponden con la importancia que poseen.

Los códigos de gobierno corporativo y de ética, más allá de ser simples recetas, proponen un estilo de vida y diseñan comportamientos para el día a día de la organización.

¿La ética en el ADN de Coomeva?

etica
Como organización cooperativa, la ética y la honestidad son parte de nuestra naturaleza y de los valores que nos rigen.

En Coomeva la idea del Código de Ética surgió en 1998 por iniciativa de unos delegados, con el fin de establecer altos y claros principios de comportamiento y buenas costumbres para asociados, dirigentes y directivos.

Fuimos así pioneros en Colombia y en el mundo al introducir los códigos de buen gobierno y de ética en el esquema cooperativo y articularlos en nuestra estructura.

Para orientar el rumbo que debemos preservar y exaltar en Coomeva, la Asamblea General de Delegados aprobó la última versión del Código de Ética en 2015 y la del Código de Buen Gobierno Corporativo en 2016.

Estos documentos deben y pueden ser consultados en www.coomeva.com.co opción “Cooperativa” y luego en el enlace “Gestión Democrática”.

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*