Inicio » Comité de Ética — Octubre 19, 2016

¿DE TODOS O DE NADIE?

03-comunidad

Amamos y cuidamos lo propio para que no le pase nada, pero ¿qué pasa con lo que es propiedad de todos? ¿Cómo tratamos lo que es de bien público, de la empresa o de uso común?

Alguna vez esperaba para hacer una llamada de un teléfono público en Roma. Al teléfono estaba un joven de unos 18 años que en pocos minutos terminó abruptamente una conversación y empezó a golpear el aparato a punto de romperlo. En la fila delante de mí, estaba también una señora mayor que, al ver la reacción del joven, lo tomó de la mano para que no siguiera golpeando el auricular, le dio un regaño entre autoritario y maternal, haciéndole ver que no debía dañar un bien público del que ella se sentía responsable.

Años después presencié la misma escena en Bogotá. La reacción de los que hacían fila detrás del hombre que golpeaba el auricular del teléfono público fue marcharse a buscar otro. Esto me llevó a concluir que mientras en algunas culturas lo público y de uso común es de todos y todos lo cuidan, en otras la propiedad común, nadie la cuida.

Esto a propósito del artículo sexto del Código de Ética de Coomeva que dice: “Apropiación de la misión de la Cooperativa. Es un imperativo moral que quienes hacen parte de la entidad, interioricen los lineamientos básicos de la cultura organizacional de la Cooperativa. El espíritu solidario, el sentido de pertenencia, el compromiso y la lealtad del talento humano de la Cooperativa, deben ser, en última instancia, el producto de su identificación personal con los principios y valores que rigen este código.”

Este artículo nos invita a desarrollar dos actitudes. La primera, a apropiarnos de la misión de nuestra cooperativa; esta es: “Contribuir al desarrollo integral del asociado y su familia, al fortalecimiento del Sector Solidario y a la construcción de capital social en Colombia”.

Tal vez como asociados, nos identificamos más con la parte de la misión que se relaciona con la contribución de Coomeva a mi desarrollo integral y al de mi familia; pero poco reflexionamos sobre qué hacer como asociados, dirigentes, empleados o directivos para que desde Coomeva se fortalezca el sector solidario y se construya capital social.

Algunos pueden pensar que estos propósitos están más allá de sus posibilidades. Sin embargo hay acciones que, aunque pequeñas, permiten lograr esa otra parte de la misión, como escribir una sugerencia y depositarla en el buzón de la Cooperativa, participar en una actividad o programa de mi zona o regional, invitar a otros asociados para que participen en los procesos democráticos de la Cooperativa.

La segunda actitud a la que nos invita el artículo sexto es a interiorizar los principios y valores del Código de Ética, para hacerlos parte de nuestro quehacer diario, pues son la base para desarrollar espíritu solidario, sentido de pertenencia, compromiso y lealtad con la Cooperativa.

¿Coomeva como un bien mío y de todos, o un bien de nadie? He ahí el dilema que puede resolverse positivamente si conozco mejor el Código de Ética de mi cooperativa y lo llevo a la práctica. Consulte el Código de Ética en www.coomeva.com.co – Gestión Democrática – Código de Ética.

publicity04

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*