Inicio » Institucional — Marzo 29, 2016

Cooperativismo, clave para enfrentar el cambio climático

Mil millones de asociados, 2,6 millones de cooperativas y 250 millones de empleados representan una amplia red de empresas y ciudadanos que pueden actuar y movilizarse rápidamente con medidas de mitigación y adaptación al fenómeno.

Durante la 21 Conferencia Internacional de las Partes, COP21, en París en diciembre de 2015, el mundo firmó un acuerdo histórico universal de trabajar unido para evitar catástrofes climáticas graves. Este pacto compromete a los países a mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2 grados centígrados y a impulsar un desarrollo incluyente.

Cada Estado deberá reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 40% y un 70% en 2050 en comparación con el 2010, alcanzando un nivel cero en 2100; fortalecer su respuesta a los efectos del cambio climático y actuar a nivel nacional e internacional, entendiendo que las necesidades propias se satisfacen mejor cuando se busca el bien común.

Cooperativas actúan frente al fenómeno

Las cooperativas del mundo tuvieron un lugar importante en torno a la COP21. En la Asamblea General número 44 de la Alianza Cooperativa Internacional, ACI, en Turquía, en noviembre de 2015, los miembros emitieron una declaración exigiendo medidas eficaces contra el cambio climático y se comprometieron a reforzar sus iniciativas contra el fenómeno. Subrayaron las cualidades de las cooperativas como palancas sólidas para alcanzar una economía más sostenible.

El modelo único de las cooperativas les permite llevar a cabo compromisos a largo plazo para la transición climática y energética. Las cooperativas ponen a las personas en el corazón de su actuar, lo que fomenta la confianza en las acciones humanas necesarias frente al cambio climático. Esto alienta a que las personas se movilicen más rápido, porque son propietarias del cambio.

196 países dieron un ejemplo histórico de cooperativismo al firmar en la COP21 un acuerdo solidario para tomar medidas frente a los efectos del cambio climático.

Las cooperativas están luchando contra la pobreza y la reducción de la desigualdad, que socavan los medios de las personas para adaptarse al cambio climático. Mejorar el capital humano y el capital social es importante para facilitar la transición hacia una economía baja en carbono.

En la Cumbre internacional de las Cooperativas que se llevará a cabo en Quebec en 2016, se ofrecerán talleres que permitan desarrollar acciones que las cooperativas puedan aplicar en conjunto, en el marco del programa de desarrollo de las Naciones Unidas.

coomeva verde

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*