¡Vamos por el Objetivo 17!


Alianzas y cooperación para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible


Todos llevamos dentro un héroe solidario. No sé a ustedes, pero a mí me ocurre que cada vez que hago o me involucro en una actividad de solidaridad -de ayuda a cualquiera de los seres de este planeta-, se me hincha el corazón y tengo una explosión de dopamina que me
satisface plenamente.

Si cada uno de nosotros pusiéramos a trabajar más a menudo a este héroe interno, – solidario, que ayuda, que se calza los zapatos de los demás- muchas situaciones cambiarían, pues la solidaridad tiene alcances extraordinarios. En entornos como el nuestro, cada día es más importante adentrarnos en este propósito, con el fin de salir adelante y que los demás, que necesitan nuestra ayuda, también puedan hacerlo.

La crisis que estamos viviendo hoy ha cambiado todo y ahora es más necesaria que nunca la cooperación.

En 2015 el mundo definió 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, hasta el 2030, para trabajar en pos de una solución y revertir, o por lo menos desacelerar, el cambio que está sufriendo nuestro planeta a raíz del abuso al que los seres humanos lo hemos expuesto en este periodo que los expertos han llamado Antropoceno. Ya llevamos cinco años, y de todo lo convenido en los ODS, poco se ha logrado.

Es posible que, gracias a las vacunas, cese pronto la lucha contra la pandemia que afrontamos y que ha desnudado la insolidaridad rampante en muchos países, pero ¿y lo que sigue sucediendo con nuestra casa y en nuestro terruño? Para nuestro abuso con el planeta no hay una vacuna.

Si miramos cada uno de los 17 ODS, todos son una enorme oportunidad para el movimiento cooperativo mundial; no solo de aplicarlos, sino de poder vincularnos solidariamente para alcanzarlos y demostrar de qué estamos hechos.

Hagamos visible y realidad el objetivo 17 de los ODS, de construir alianzas para el desarrollo sostenible: los ODS solo se pueden conseguir con asociaciones sólidas y cooperación.

Trabajemos unidos para que, en Colombia, en ese aspecto, el movimiento cooperativo pase de la palabra a la acción. Ahora, más que nunca, sabemos que el desarrollo sostenible se alcanzará con solidaridad y cooperación, y no, con caóticos esfuerzos individuales.

Síguenos