Liderazgo, educación y emprendimiento, fórmula para cambiar el mundo

 

“El día que vi a mi hermana jugando al avioncito y haciendo monerías para que Nicolás, mi sobrino, se comiera las verduras, entendí lo que es el liderazgo. Lo más fácil para una mamá es darle un helado al niño: este queda feliz y ella se ahorra el esfuerzo de persuadirlo para que coma verduras”.

Pero eso no es liderazgo, dice Juan David Aristizábal. “Liderar es hacer las cosas difíciles y complejas; es tener conversaciones complicadas que no quisiéramos; o movilizar al otro a que hacer algo que no le gusta, pero que es lo correcto”.

Estas ideas sobre liderazgo y otras tantas más sobre cómo cambiar el mundo con educación, tecnología y emprendimiento social, han llevado a este joven administrador de empresas, máster en Asuntos Internacionales y en Periodismo de la Universidad de Columbia, a ser reconocido como uno de los 30 menores de 30 años que está cambiando el mundo, según Forbes y uno de los 100 líderes más sobresalientes de Colombia.

En 2019 fue el copresidente del Foro Económico Mundial. Es autor del libro Todos podemos cambiar el mundo y de Llenando Espacios, el primer libro sobre emprendedores sociales en Colombia. Es profesor de Liderazgo y Prospectiva en el Colegio de Estudios Superiores de Administración, CESA.

Juan David estuvo en Coomeva, como invitado en la graduación del Programa de Educación Continua 2019 para las cooperativas del país, promovido por Ascoop, en el que participaron 713 colaboradores del Grupo Coomeva.

Revista Coomeva (RC): ¿Cuál es su fórmula para cambiar el mundo?
Juan David (JD): Primero, enamorarme de resolver problemas y segundo, enfocarme en hacer que las cosas pasen, buscando las formas de resolver esos problemas.

RC: ¿Cuál es su defi nición de emprendimiento social hoy?
JD: Los emprendimientos sociales llenan un espacio que ni el Estado ni el mercado han llenado. Innovan. Pero hoy esto no es suficiente; deben lograr crecimiento inclusivo, es decir, que todo el mundo crezca de manera equitativa. Esa es la manera en que lideran un cambio en el mundo.

RC: ¿Cómo ve a las cooperativas como modelos de emprendimiento social?
JD: Veo que estas organizaciones tienen dos retos. El principal es comunicarle mejor a la sociedad el impacto que tienen. Son formas de empresa que permiten el crecimiento inclusivo, pero no lo comunican lo suficiente. El segundo es adentrarse en la transformación digital; esta exige productos y servicios innovadores, entender el poder de manera diferente y una agilidad distinta para que las cosas pasen. Muchas se están quedando y el problema es que se va a destruir valor para los asociados y la sociedad.

RC: ¿Qué desafíos afrontan las cooperativas en esta “cuarta revolución industrial”?
JD: Lo primero es cambiar el chip del liderazgo. Abandonar la idea del líder tipo “personero estudiantil”, del que se espera que diga siempre cosas bonitas. Liderar implica lo contrario: decir lo que no está funcionando, lo que se debe cambiar e insistir en el tema. Segundo, abordar la prospectiva: entender tendencias de hoy y ver su impacto en el futuro. Y tercero, incluir a los mayores de 65 años. Estamos obsesionados con los millennials y los centennials, pero los mayores serán la sociedad del futuro.

RC: ¿Qué le dice a Coomeva para que siga siendo el emprendimiento social más importante de Colombia?
JD:
Primero, que siga aportando al emprendimiento; apoyando a quienes quieran crear valor y empresa. Segundo, que siga con la educación, apoyando a la gente para reentrenarse y desarrollar nuevas habilidades. Y tercero, que siga incluyendo a los mayores de 65 años en las discusiones y decisiones del futuro de la Cooperativa.

Foto: juandavidaristizabal.com

Síguenos