La cultura del ahorro: Un compromiso cooperativo

¿Qué es la cultura del ahorro?

En Coomeva compartimos con algunos pensadores la idea que uno de los principales compromisos del movimiento cooperativo es promover un consumo responsable y principalmente, el ahorro de las personas y de las familias, como fuente fundamental para alcanzar los propósitos básicos de educación, vivienda, retiro, salud, movilidad, recreación, entre otros.

Estamos convencidos de que desde niños debemos cultivar la cultura del ahorro, como un importante esquema de anticipación para atender necesidades futuras, bajo la premisa de “ahorro con propósito” o lo que otros han denominado “fijar objetivos”.

Más importante aún es cuando ese ahorro va orientado a crear un capital suficiente para lo que se conoce como “libertad económica”, como por ejemplo cuando una persona ahorra para una inversión inmobiliaria que le genere ingresos adicionales a sus actividades laborales principales o ahorra para financiar cualquier otro tipo de emprendimiento.

También es vital pensar en el ahorro de largo plazo orientado a tener una condición de vida digna al momento del retiro laboral, tema tan debatido por estos días con la discusión de la reforma pensional que proyecta el Gobierno, donde claramente se tiene establecido una gran dificultad fiscal desde lo macro y una gran dificultad social desde lo micro, por la poca cobertura y los bajos valores a los que se acceden en el retiro.

Reconocemos que la principal necesidad financiera de las familias ha sido el crédito, pero es indispensable invertir esa ecuación y convertir el ahorro en la prioridad financiera de las familias. Esto no depende exclusivamente de la cantidad de ingresos que obtengan, sino de una adecuada planificación de las finanzas personales y familiares, de la educación financiera y de la disciplina que se tenga, así como de revisar y ajustar los malos hábitos financieros.

Por eso desde Coomeva promovemos la cultura y la educación financiera como elementos fundamentales del progreso individual y colectivo, donde destacamos de forma especial el servicio que estamos iniciando de Asistencia Económica y Social, mediante el cual nuestros asociados pueden acceder a un especialista en planeación financiera, que les brindará una asesoría personal.

Desde diversas fuentes de información se establece que en Colombia, tanto el número de ahorradores como la cantidad de ahorro es baja. Según cifras del Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, solo el 61% de los colombianos han ahorrado en los últimos 12 meses, cifra muy distante de países como China, Noruega y Francia, donde las tasas están por encima del 87%.

En el mismo estudio de la CAF se encontró que en los últimos 12 meses el 67% de los colombianos presentó situaciones donde el ingreso no alcanzó a cubrir sus gastos. La idea es invitar a revisar esas “definiciones inamovibles” y ver cómo hacemos para integrar el ahorro a la canasta familiar.

¿Qué propuesta tenemos en Coomeva?

Desde su esencia, Coomeva tiene marcada la vocación del ahorro y la previsión. Esto, sin duda, ha traído bienestar a los asociados y sus familias, y ha permitido el fortalecimiento y progreso de la Cooperativa y sus empresas.

Coomeva es un verdadero ejemplo de lo que se puede hacer en este campo, pues son más de 250.000 profesionales unidos que aportan mensualmente el 5% de un salario mínimo, capitalizando su empresa en más de $6.200 millones, y acumulando un valor de aportes sociales de $918.000 millones. De otro lado se cuenta con fondos sociales por $2,7 billones, que corresponden a ahorros de los asociados para protecciones de vejez, incapacidad, muerte y desempleo.

En Coomeva hemos creado los medios para que los asociados, sus familias y terceros accedan a diferentes alternativas para iniciar o consolidar su hábito del ahorro. Desde Bancoomeva contamos con un portafolio de Planes de Ahorro Programado mediante el cual, a partir de $50.000 mensuales, se puede construir su ahorro con propósito. También están las cuentas de ahorro, los CDT, entre otras opciones. Por otro lado tenemos la cuenta de ahorros para niños Coomevita, destinada a hijos de asociados entre 7 y 18 años, y que les ofrece importantes incentivos. Hoy se tienen 45.854 cuentas por valor de $22.000 millones.

En la Fiduciaria Coomeva también tenemos interesantes vehículos de inversión, como los Fondos de Inversión Colectiva, FIC, que se pueden constituir a partir de $200.000.

Debo destacar además el recientemente creado Fondo Social de Vivienda, el cual cuenta con la opción de hacer ahorros para cubrir el 10% del valor del inmueble, lo que permite a los asociados acceder a beneficios como tasa compensada para el crédito hipotecario y financiación del 100% del valor de la vivienda.

Quiero invitar a todos nuestros asociados, sus familias, clientes y usuarios a que reflexionen e inicien sus programas de ahorro; a que profundicen en la educación financiera como estrategia para lograr una mayor cultura de ahorro e inversión con propósito, y que esto sea la vía para alcanzar las metas que se propongan.

Las bondades individuales y colectivas del ahorro son innumerables, pues es una de las principales palancas para el desarrollo y el crecimiento de una sociedad. Nuestra cooperativa Coomeva es un gran ejemplo de cómo el esfuerzo del ahorro colectivo nos ha llevado a ser el emprendimiento social más grande del país.

Síguenos