Invierta en la ética

«La ética da felicidad y es rentable» nos dice la filósofa española Adela Cortina. Todo momento es el correcto para empezar a invertir en la ética.

En el campo personal, invertir es un propósito importante. Una vez tenemos nuestra fuente de ingresos económicos y luego de cubrir los gastos de subsistencia, por lo general queremos proyectar y realizar inversiones con la intención de cimentar un futuro.


Si nuestra tendencia principal es ser previsivos ¿por qué no pensar también en otro tipo de inversiones, cuyos frutos potencien los resultados de las prospecciones personales realizadas?


Me refiero a invertir en la ética. En la medida en que nuestro proceder frente a los hechos cotidianos de nuestra vida sea asumir una cultura de lo legal, de ser correctos en nuestras prácticas y decisiones individuales, así como en nuestro comportamiento como sociedad, podremos sembrar y contribuir a generar una sociedad diferente, más responsable, más coherente y menos expuesta a la crisis de valores y principios, por la cual hoy ya nos estamos lamentando.

La utilidad de la inversión en valores y en la ética ha sido expuesta por la catedrática y filósofa española de la Universidad de Valencia, Adela Cortina , quien señala “(…) la ética sirve para abaratar costes y crear riqueza, pero no solo en dinero, sino sobre todo en sufrimiento. Si se vive éticamente, se reducen los gastos, sin necesidad de recortes: Hay relaciones de confianza, hay relaciones de construcción común, todo resulta mucho más barato en dinero y el excedente puede invertirse en lo que realmente importa”.

Este es un muy buen momento para invertir en arraigar las buenas formas y el buen proceder para permitirnos en un futuro la opción de determinar, a la usanza de lo referido por un apreciado periodista que “la ética es el inventario de las posibilidades del ser humano”

1 Adela Cortina es una de las voces más autorizadas para hablar de ética con relación a valores como la justicia o la felicidad y en ámbitos como la educación o la empresa. Durante 27 años ha sido directora de la Fundación ÉTNOR, para la ética de los negocios y de las organizaciones.

Síguenos