El día después: Retornar a la génesis

En 1844 los Pioneros de Rochdale le dieron vida formal a la primera organización económica y social centrada en el ser humano y no en la acumulación de riqueza per se:
La cooperativa.

El surgimiento de la empresa cooperativa permitió, en el marco de la Revolución Industrial, generar un gran movimiento económico y social que se extendió rápidamente por el mundo y que tiene como fundamento la tríada asociatividad, solidaridad y cooperación.

Después de trasegar 55 años en el movimiento cooperativo, cumplidos el pasado 4 de marzo de 2019, celebrados con gran alegría por asociados, dirigentes y colaboradores, nuestra cooperativa se apresta a dar un salto hacia adelante, en lo que hemos denominado “el día después”.

Se trata de hacer una nueva conciencia de la necesidad de volver a la génesis y diseñar las mejores estrategias para hacer prevalecer el pensamiento de nuestros 27 médicos fundadores, como acción vital para fortalecer nuestro modelo cooperativo, en el contexto del actual modelo de mercado, caracterizado por la acumulación de la riqueza en pocos y por la profundización de las inequidades sociales.

El surgimiento de la empresa cooperativa permitió, en el marco de la Revolución Industrial, generar un gran movimiento económico y social que se extendió rápidamente por el mundo hasta hoy, y que tiene como fundamento la tríada asociatividad, solidaridad y cooperación, focalizando su acción en la solución de las necesidades más sentidas por los asociados y sus familias.

Para ello la estrategia principal ha sido un pequeño aporte económico individual, potenciado por la comunión de propósitos entre los aportantes, manejándolo de manera proba y transparente, garantizando distribuir entre ellos mismos los excedentes cooperativos generados por los bienes y servicios que presta a sus asociados o a terceros, aplicando criterios de equidad económica y social.

En correspondencia con esto, Coomeva ha consolidado en su historia un suigéneris modelo económico y social, en el que conviven armónicamente el pensamiento cooperativo y el empresarial, gracias a su coherente y sólida estructura de gobierno corporativo regida por los más altos dictados éticos, la cual da vida y sentido a uno de los grupos empresariales más importantes del país, con Coomeva Cooperativa como matriz y razón de ser de dicho grupo.

La confluencia entre lo cooperativo y lo empresarial, lejos de haber sido un obstáculo para el cumplimiento de su misión, ha permitido a la Cooperativa una mayor especialización y diversidad de productos, bienes y servicios en favor de los asociados, sus familias y de terceros, que encuentran en ella y en sus empresas, la mejor opción para resolver sus necesidades y expectativas económicas y sociales, en los sectores de la salud, financiero, protección y recreación.

Cada una de las empresas, en su respectivo campo de acción, cumple con altos niveles de eficiencia con sus objetos misionales, generando mayor valor a los asociados, a sus familias y a los terceros. Sin embargo, a veces se ven atrapadas en las lógicas que rigen a las sociedades anónimas con ánimo de lucro, contrarias a las que caracterizan a las sociedades sin ánimo de lucro, como las de tipo cooperativo y solidario. Esta razón obliga a un análisis del modelo y a la necesidad de reinventarlo para fortalecerlo y consolidarlo en el pensamiento y en el espíritu cooperativo.

Esta es una realidad que cada día se abre más campo entre la Dirigencia de la cooperativa, expresada en su Consejo de Administración, y en la Administración del Grupo, representada en su Presidente Ejecutivo, llevando a unos y otros a pensar en este “día después”.

Esto implica también que se pueda resolver de fondo la aguda crisis de Coomeva EPS que ha comprometido tiempo y recursos de nuestra organización para mantener la empresa, pese a la displicencia con la que el Gobierno nacional ha enfrentado las problemáticas estructurales del Sistema de Salud, principal motivo de la crisis.

Este día después nos lleva a sentar cabeza y avanzar en la ejecución colectiva del Plan Estratégico Cooperativo al 2024, cuando cumpliremos en Coomeva 60 años. Dicho Plan marca como norte fortalecer la identidad cooperativa, a partir del poder y el concepto de comunidad, e irrigar su significado y potencialidad en la Cooperativa y en todas las empresas del Grupo, bajo los ejes estratégicos definidos en las dimensiones cooperativa y empresarial. Con las acciones ya adelantadas en estos aspectos, podemos decir que el día después es… ahora.

Síguenos