El racismo en dos películas de los Premios Óscar 2019

Por: Piedad Cecilia Pineda Arbelaez
Asociada a Coomeva

El racismo, un tema que debería estar superado, sigue presente en la realidad actual y se proyecta en el cine. La discriminación por el color es el tema de dos películas nominadas a los Premios Óscar: El infiltrado del Ku Klux Klan y Green Book; ambas comparten el tema aunque con ópticas diferentes.


Narra la infiltración de un policía negro en los grupos blancos de derecha, conocidos como “La organización” los cuales promueven la supremacía de su raza. El objetivo de los encuentros del grupo es fomentar el odio a negros y a judíos y avanzar en una acción que produzca intimidación. Los negros por su parte, en el afán de defender sus derechos, declaran a los blancos como enemigos. La película mezcla la ficción con el documental, mostrando la violencia de la cual fueron víctimas los negros, tanto en hechos pasados como recientes.


El título hace referencia al libro que guiaba a viajeros para identificar hoteles y restaurantes “solo para afrodescendientes”. En 1962 en Estados Unidos tanto negros como italianos sufren discriminación. Unos y otros, sin embargo, se tratan con recelo. Un virtuoso pianista negro realiza una gira con su grupo musical, por poblaciones del sur de Estados Unidos y contrata para su servicio a un conductor italiano. La conversación en la carretera entre estos dos personajes evidencia sus contrastes. Aunque el final es un previsible cliché, la película hace visible el que la diferenciación en el trato a otros por su color no sólo agrede su dignidad, sino que crea resentimientos y profundiza el odio.


Síguenos