Cooperando transformamos la vida de niños de sectores vulnerables

Las posibilidades de que niños y jóvenes en alto riesgo social tengan un futuro en la delincuencia se reducen, gracias a las acciones de educación, prevención y desarme que realiza Coomeva como parte de su política de Responsabilidad Corporativa.


Diversos expertos consideran que el juguete bélico por sí mismo no genera violencia en el niño, ni por tenerlo está siendo inducido a la criminalidad, pues todo depende del entorno social en el que vive. Sin embargo en un contexto como el nuestro, este tipo de juguetes podría contribuir a convertir la violencia en una norma de conducta y generar identificación con este comportamiento.

Con argumentos a favor y algunos en contra lo cierto es que desde hace décadas se realizan esfuerzos para reducir el uso de estos juguetes, así como para modificar el entorno social, en un país que debe garantizar la protección integral de los menores y sus derechos.

Es así como el Grupo Coomeva, a través de su empresa Bancoomeva, cumple cinco años trabajando de la mano con la Fundación Los del Camino y la Policía Nacional, y con el apoyo de líderes comunitarios, en la realización de jornadas de educación, prevención y desarme en zonas vulnerables y de alto riesgo social en ciudades, como Cali, Medellín, Riohacha, Pereira, Palmira, Barranquilla, Bogotá y Cartagena.

Educación y desarme

El programa de educación, prevención y desarme, desarrollado por más de 500 voluntarios de Bancoomeva en el país, busca prevenir el delito desde la niñez, creando conciencia sobre los efectos que genera la violencia y enfocando el interés de los menores hacia la educación y el desarrollo de valores.

En las jornadas se realizan campañas de canje y desarme en la que los niños intercambian juguetes bélicos y armas por kits escolares entregados por Bancoomeva. Los niños reciben además talleres sobre valores, convivencia, tolerancia y respeto por la vida, y participan en actividades lúdicas y recreativas, e incluso se les brinda atención en salud oral, optometría, vacunación y regalos.

Hasta ahora, más de 18.000 niños entre los 4 y los 14 años han participado en 22 jornadas en el país, en las que se han despojado de 6.448 juguetes bélicos y 4.515 armas blancas y de otro tipo. Más de 2.000 niños han recibido atención médica en estas jornadas y casi 4.000 han recibido diversos regalos.

Centro de Enseñanza Integral Infantil

Esta misma iniciativa tiene otro frente de acción que es la creación del primer Centro de Enseñanza Integral Infantil CEII, en la comuna 18 de Cali.

Con este Centro se busca que los niños y adolescentes de sectores vulnerables ocupen su tiempo en espacios productivos donde reciban orientación, ayuda y cuidado. En 2017 Bancoomeva realizó la donación para la compra del lote donde se realizará la construcción del CEII, en el 2018 se inició el proceso de perfilamiento y entrevistas de los niños, que ya iniciaron el proceso en un espacio temporal.

El Centro acogerá a unos 200 niños de alto riesgo del sector, que podrán tener jornada educativa extendida en días de semana y los sábados, contribuyendo así a que en su tiempo libre continúen en procesos educativos, artísticos y culturales, y no en las calles donde pueden iniciarse en el delito.

Síguenos