Cumpliendo 55 años proyectados a los 60 años

El pasado 4 de marzo cumplimos 55 años de existencia de nuestra Cooperativa y son muchos los logros que desde ella hemos alcanzado, gracias al compromiso de todos los asociados, dirigentes y administradores. Es una ocasión propicia para dar una mirada amplia a nuestra historia, para reconocernos en ella y resaltar a los que han aportado, pero especialmente para proyectarnos en ese inmenso espacio de posibilidades y oportunidades que tiene una organización como Coomeva, centrada en valores cooperativos humanistas, que la ubican en un espacio privilegiado de empresa del futuro, y para hacer un recuento de los principales resultados.

Para el logro de estos resultados nos hemos soportado en diferentes estrategias y modelos de gobierno que han sido resultantes del entorno, del mismo proceso de desarrollo de la Cooperativa y de la activa participación de los asociados a través de su Dirigencia; así mismo, teniendo siempre como marco de referencia los valores y principios cooperativos. Es posible reconocer entonces cuatro etapas administrativas:

Gestación y florecimiento

Caracterizada por un continuo ajuste a las primeras formas de administración y en especial a la ampliación de servicios desde el inicio como cooperativa de ahorro y crédito hasta llegar a la multiactividad por los servicios prestados a través de los fondos sociales (vivienda, educación y recreación), protección (previsión, asistencia y fondo de solidaridad) y seguros voluntarios de salud; parte de ellos innovadores para el entorno que se daba en esos momentos en el país. Es de resaltar que esta época estuvo acompañada por la consolidación que a nivel nacional vivió el movimiento cooperativo.

 

 

 

 


Expansión geográfica y estructuración organizacional

Luego de la apertura de los servicios para todos los profesionales colombianos, Coomeva empezó su expansión geográfica por medio de la creación de sucursales y agencias en las principales ciudades del país. De igual manera, se formalizó el modelo organizacional denominado descentralización matricial donde se buscó la armonía entre políticas centralizadas y operaciones descentralizadas, dando inicio a la práctica del principio de “localismo”, para obtener una participación amplia y local y una administración eficiente.

 

 

 

 


Crecimiento y especialización de actividades

A partir de la decisión estratégica de fortalecer los procesos y los conceptos de gestión, y mediante nuevas estrategias de mercadeo, se dio un crecimiento significativo de la base social durante la década de los 90. Ello trajo consigo una mayor fortaleza patrimonial y de los fondos sociales, así como la necesidad de responder a las expectativas de los nuevos asociados.

En cuanto a los servicios se dio una diversificación por medio de la especialización de actividades a través de la constitución de empresas, con una alta concentración en los servicios de salud. El modelo de organización se vio enfrentado a avanzar en una propuesta de reconversión empresarial que dio como resultado la conformación del Grupo Empresarial Cooperativo Coomeva, estructurado por sectores que agrupan empresas según su afinidad de actuación.


Focalización, gobernabilidad y creación de valor para el Asociado

Como resultado del significativo crecimiento y de la especialización de los negocios y servicios se generaron retos propios de esa situación relacionados con las estructuras de gobierno y manejo empresarial. Estos desafíos fueron enfrentados a través de un sólido modelo de gobierno, con una mayor representación regional en comités, resaltando el compromiso de gestión y responsabilidad por las actuaciones (accountability) y la definición en torno a la gestión de las empresas desde la Administración.

Así, se adoptó la conceptualización y balance de la organización en dos dimensiones: La Dimensión Asociativa (todo lo relativo a la gestión de la comunidad de asociados) y la Dimensión Empresarial (lo relativo a la administración y gestión de un portafolio de inversiones empresariales). Durante los últimos años de esta etapa se ha enfocado en el mejoramiento de los resultados esperados por los asociados en sus tres roles -Gestor, Usuario y Dueño- resaltándose las tendencias positivas en cuanto a satisfacción, tenencia de productos y excedentes financieros.


Síguenos