La democracia y la confianza Nuestras fuerzas para el presente y el futuro de Coomeva

Cada tres años en Coomeva vivimos el proceso democrático más importante de la Cooperativa, con la elección de los 100 delegados a la Asamblea, máximo ente rector de nuestra organización. Los Delegados representan la voluntad e intereses de los asociados en la toma de decisiones que se dan en las asambleas anuales que se realizan durante el periodo.


En febrero de 2017 nuevamente Coomeva vivirá estas elecciones y nuestra organización se ha preparado para afrontarlas de manera responsable y ética, para generar confianza y cumplir con lo definido en el Estatuto de la Cooperativa.


Pero este no es un asunto solo de la organización electoral; es principalmente una responsabilidad de los asociados. Todos los que estamos vinculados a la Cooperativa tenemos el derecho y el deber de participar en las decisiones más importantes de Coomeva, en nuestra condición de dueños y gestores, fortaleciendo así la democracia.

La importancia del voto radica en su naturaleza de recurso para que una comunidad, en este caso de asociados, pueda definir los caminos que seguirá. Por eso quiero recordarles que el voto debe ser libre, transparente y secreto; unipersonal e indelegable.

El que sea secreto es quizá una de las características de mayor importancia del voto, pues así se evitan las presiones que pueden surgir de factores como el temor, la represión política o las posibles prebendas. Como en todas las instituciones de la sociedad, no estamos exentos de estos fenómenos.

Pero Coomeva cuenta con toda una estructura normativa sólida y un engranaje muy fuerte de organismos de vigilancia y control preparados para garantizar el correcto desarrollo de las elecciones, entre ellos la Junta de Vigilancia, el Comité de Ética y el Tribunal de Elecciones y Escrutinios. Además, para lograr la agilidad, la eficacia y la necesaria confianza que exige este proceso, la votación se hará por medio de urna electrónica y huella digital.

Todos los mecanismos tecnológicos, legales y morales que empleemos para garantizar unas elecciones limpias en todo sentido, son importantes; pero lo es aún más el que cada uno de los asociados sintamos propias estas elecciones y votemos con honestidad y convicciones claras, basados en nuestros valores cooperativos.

Síguenos