Inicio » Institucional — Septiembre 9, 2015

Viviendas “mano a mano” para la reconstrucción de Haití

El 14 de abril de 2015, 23 familias integrantes de Koperativ Lojmann Men nan Men -KOLOMM- (Cooperativa de Vivienda Mano a Mano) recibieron las llaves de sus casas.
Allí también estuvo presente Coomeva.

Tras el devastador terremoto que azotó a Haití en 2010, la Alianza Cooperativa Internacional, ACI, movilizó a sus miembros alrededor del mundo para apoyar la reconstrucción de este país. Coomeva acudió a este llamado.

Más de un millón y medio de personas fueron desplazadas de la capital de Haití, Puerto Príncipe, y refugiadas en unos 1.500 campamentos en condiciones de hacinamiento.
El aporte del sector Cooperativo de las Américas se enfocó en una propuesta sostenible, con base en su mejor herramienta: la autogestión participativa y la ayuda mutua.

Gracias al proyecto se beneficiaron con viviendas 23 familias conformadas por 116 personas, en su mayoría madres, jefas de hogar.

El 14 de abril de 2015, las familias integrantes de Koperativ Lojmann Men nan Men -KOLOMM- (Cooperativa de Vivienda Mano a Mano) recibieron las llaves de sus casas nuevas. Allí estuvo presente Cooperativas de las Américas, Coomeva de Colombia, Fundasal de El Salvador, las agencias de cooperación We Effect y Heifer de Suecia y Estados Unidos respectivamente, América Solidaria de Chile, GARR de Haití y autoridades locales de Las Cahobas, comunidad donde se ubica la nueva cooperativa.

Cooperación para la reconstrucción

Cooperativas de las Américas y las organizaciones aliadas apostaron por un modelo de reconstrucción basado en el “aprender a hacer”.

El proyecto inició en 2012 con un presupuesto de 400 mil dólares. Contempló la instauración del mo- delo desde cero y una etapa de seguimiento post construcción de seis meses. Cada unidad habitacional tuvo un costo de 12 mil dólares.

Parte de los recursos se utilizaron para la sensibilización y comprensión del modelo de ayuda mutua. También para el fortalecimiento organizativo de las comunidades y el seguimiento a la adopción del modelo cooperativo.

La iniciativa contó con el apoyo de organizaciones miembros de la Alianza en Colombia, Reino Unido, Japón, Chile, México, entre otros. Se buscó empoderar a las comunidades, así como desa- rrollar lazos de pertenencia y priorizar el bienestar colectivo.

Más allá de la solución del derecho a la vivienda se buscaba que a través de principios cooperativos como autogestión, participación democrática, solidaridad, ayuda mutua y propiedad colectiva, se generarán opciones de desarrollo don- de los principales gestores fueran los mismos beneficiarios.

Desde Cooperativas de las Américas continúa el llamado al movimiento cooperativo regional a seguir apoyando a la nueva cooperativa KOLOMM de Haití.

Haiti1

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*