Inicio » Desde el Consejo — Julio 17, 2017

Uriel Estrada Calderón

y su invaluable legado solidario.

Gran parte de la fortaleza de una organización cooperativa como es Coomeva, deviene de la capacidad de los dirigentes para sumarnos al proyecto democrático y solidario, comprenderlo, mantenerlo y compartirlo.

Las actividades cooperativas son esfuerzo de grupo y no de individualidades, pero la iniciativa y el éxito de la Cooperativa dependen en buena parte de individuos.

Los dirigentes, como individuos cooperativos, estamos llamados a ejercer un liderazgo que permita sostener y soportar la identidad, principios y valores que sustentan a Coomeva como organización cooperativa, tal como lo hizo nuestro gestor a lo largo de su vida.Ante el triste hecho de la partida de nuestro principal ideólogo y gestor de Coomeva, el doctor Uriel Estrada Calderón, es menester hacer esta reflexión sobre la responsabilidad que nos queda como dirigentes frente a su legado solidario y cooperativo que heredamos.

__________________________________________________________________________

Una obra que debemos continuar

Nuestro fundador fue el ejemplo de que sí es posible llevar una vida basada en la solidaridad y la cooperación, e inspirar a otros a hacerlo. Con esta profunda convicción, en 1964 Uriel Estrada Calderón convenció al gremio médico vallecaucano sobre las bondades del cooperativismo y de unirse para la creación de Coomeva.

Fueron múltiples los obstáculos que superó; días y noches que dedicó a la que se tornó su pasión y proyecto de vida, hasta ver nacer la Cooperativa de la que hoy hacemos parte.

Es por esto que la vida del doctor Estrada debe ser una hoja de ruta a la que los dirigentes cooperativos debemos volver siempre como guía e inspiración. Con su pensamiento hecho obra a través de Coomeva y durante los años que estuvo al frente de la Gerencia y del Consejo de Administración de la Cooperativa, Uriel Estrada Calderón nos enseñó que es con un liderazgo extraordinario que, como dirigentes, podremos lograr la participación y cooperación espontánea de todos los miembros para alcanzar el bien común.

Con su trayectoria nos mostró lo que se puede lograr cuando se profesa consistencia entre las palabras y los hechos.

Por eso para mantener su memoria, es nuestra responsabilidad en Coomeva actuar y tomar decisiones en la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace en la organización, y entre lo que se cree y lo que hacemos.

Nuestro gestor nos marcó el camino para comprender la importancia de que actuemos en función de la comunidad, conociendo sus necesidades y medios, al tiempo que estemos dispuestos y desarrollemos capacidades para hacer cumplir los propósitos que originaron la Cooperativa.

Al pensar en crear a Coomeva, Uriel Estrada estuvo expuesto a críticas, rechazos e incluso a riesgos económicos, sociales, laborales, familiares y hasta de salud. En más de medio siglo puedo decir que esto no ha cambiado. Para mantenernos como cooperativa, válida y legítima, debemos seguir haciendo ingentes esfuerzos.

Sin embargo, con la tenacidad y su talante para resistir y perseverar en su propósito, también nuestro gestor nos dio cuenta de que se tienen satisfacciones importantes cuando se lucha por una causa justa y noble; por la consolidación de un sistema económico solidario y diferente, que da un mayor valor a la ética, la inclusión y la equidad en la distribución de los ingresos y se atiende a la preocupación constante por la comunidad, dando lo mejor de sí al servicio de los demás.

El pensamiento y obra cooperativa del doctor Estrada se extendió más allá de Coomeva, logrando una nueva historia para el desarrollo económico y social de Colombia, y transformando la vida de miles de familias.

Desde la Presidencia del Consejo de Administración y en nombre de la Dirigencia de Coomeva seguiremos honrando su memoria con especial afecto y gratitud. Insto a todos los dirigentes en el país y a todos los miembros de la comunidad Coomeva a mantener vivo el legado de Uriel Estrada Calderón, con perenne agradecimiento, admiración y compromiso por continuar su pensamiento y propósito.

__________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*