Inicio » De la Presidencia Ejecutiva — Enero 20, 2014

Un año de logros
en preparación a nuestros 50 años

Esta edición de la revista es una excelente oportunidad para hacer balances y mirar al futuro. Es también el momento para desearles a todos nuestros asociados y usuarios bienestar, prosperidad y éxitos en el nuevo año que empieza.

En Coomeva vemos el 2013 como un año de avances y logros pese a unas condiciones muy complejas que nos impuso el entorno y que iniciaron en 2012. En este artículo quiero compartir brevemente nuestro entendimiento de lo que pasó en el desempeño económico externo y local, para poner en contexto lo realizado en Coomeva durante el año que terminó y la definición de las perspectivas para 2014.

Coyuntura económica mundial

En 2013 el ciclo económico mejoró sobre todo en las economías avanzadas, aunque lejos todavía de una recuperación sólida. Los medios estimaron un crecimiento de la economía mundial de cerca del 2.9% en 2013, dato que se confirmará al principio del nuevo año, y cerca del 3.6% en 2014. Estos cálculos obedecen a la lenta recuperación económica de Estados Unidos, así como a la desaceleración experimentada en algunos de los países de Asia emergente. China por su parte vuelve a estimular su crecimiento; los datos más recientes apuntan a que el Producto Interno Bruto (PIB) se estaría acelerando a cifras que se acercan al 7,6% de crecimiento. Aun así persisten dudas sobre la sostenibilidad del crecimiento en el mediano y largo plazo ya que el reciente repunte ha sido resultado de la mejora de la demanda externa pero también de medidas puntuales de política impositiva y de gasto público con recursos de crédito.

En Europa ha continuado mejorando la situación económica, al punto que la zona euro salió de la recesión en el segundo trimestre de 2013 con un crecimiento del 0,3%, tras seis trimestres de recesión. La lectura de los datos es positiva en dos aspectos, pues el reciente repunte se fundamenta también en la mejora de la demanda doméstica al tiempo que la mejora de la actividad se extiende también a la periferia, contribuyendo a eliminar los riesgos sistémicos que caracterizaron trimestres anteriores. Se estimó también en 2013 una caída del PIB europeo de un 0,4% para crecer 1,1% en 2014.

Por otro lado, se calculó un crecimiento del PIB de América Latina y el Caribe de 2,6%, cifra inferior al 3,1% registrado en 2012. Este decrecimiento ilustra la continuación de la desaceleración económica regional que se manifiesta desde 2011. Sin embargo hay que tener en cuenta que existen asimetrías significativas en el desempeño individual de algunos países. La reducción en el crecimiento de la región se debe principalmente al poco dinamismo económico de las dos mayores economías latinoamericanas: Brasil (2,4%) y México (1,3%). Por su parte, Paraguay, Panamá, Bolivia y Perú crecieron más del 5%, mientras que Argentina, Chile, Colombia y Uruguay crecieron entre el 4% y el 5%.

El crecimiento regional estuvo explicado principalmente por el dinamismo de la demanda interna y sobre todo del consumo, que aportó 2,8 puntos porcentuales del crecimiento del PIB, mientras que la inversión aportó 0,9 puntos porcentuales, situación distinta a lo observado en el sector externo ya que las exportaciones netas aportaron negativamente -0,8 puntos porcentuales.

Coyuntura económica colombiana

El crecimiento del PIB de Colombia durante el tercer trimestre (5,1% anual) sorprendió positivamente a los analistas y al Banco de la República. Con base en lo anterior, los medios especializados mantienen una expectativa de crecimiento cercano al 4,5% para el 2013, lo que significa una segunda mitad del año menos fuerte que lo estimado tres meses atrás, pero todavía creciente. Los datos observados en la segunda mitad del año sugieren que el consumo privado y las importaciones de bienes de consumo podrían seguir expandiéndose con fuerza, liderado esto por el repunte de los bienes durables, y sugieren así mismo que la inversión privada en maquinaria y equipo, proveniente tanto de la industria como del sector del carbón, podría tener una aceleración inferior a la pronosticada tres meses atrás. Igualmente el menor dinamismo externo de las manufacturas y el carbón determinarán un menor crecimiento de las exportaciones.

Las expectativas de crecimiento para 2014 son bastante positivas tal como lo evidencia la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) según el “Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe” que explica que el país incrementaría cerca de un punto porcentual el Producto Interno Bruto Potencial (lo que puede producir la nación con todas sus instalaciones y trabajadores). Pero eso no es todo, el organismo también aseguró que las negociaciones de paz en La Habana han fortalecido la confianza de los inversionistas, promovida también por el inicio del proceso de adhesión de Colombia a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

La Cepal, entidad que realizó el informe, basa sus perspectivas para Colombia en el 2014 en que el país efectuará un ambicioso programa de inversión pública y la ejecución de proyectos financiados con el nuevo sistema de regalías, así como una nueva institucionalidad en materia de concesiones viales.

“Por estas razones se proyecta un crecimiento mayor a partir de 2014, año en que se prevé que la tasa de crecimiento será del 4,5 por ciento o superior”, sostiene el informe.

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings, que en noviembre aumentó la calificación de la deuda soberana colombiana, coincide con las perspectivas de la Cepal. Fitch aumentó la calificación de la deuda a BBB al igual que en abril lo hizo Standar&Poors, mientras que la firma Moodys la mantiene en BAA3. Esto es una guía que se les da a los inversionistas, según la cual es menos riesgoso invertir en títulos colombianos dada una mejor percepción de la capacidad del país para cumplir con sus compromisos de pagos de deuda, en moneda nacional o extranjera.

Balance Coomeva 2013

2013 fue un año de grandes desafíos, principalmente por el impacto de factores externos, lo que nos ha llevado a replantear estrategias y a cambiar planes de acción. Entre las iniciativas más importantes está una nueva estrategia de crecimiento de asociados en la que la retención, el uso y la satisfacción de los mismos son los factores privilegiados en materia de crecimiento.

2014 debe ser un año de grandes impactos en el servicio, generándoles beneficios concretos y mayor valor a los asociados y usuarios. 

Compleja realidad en la salud: Como ha sido expresado en diferentes espacios, el sistema que llegó con la Ley 100 de 1993, ha traído a los colombianos importantes avances en salud y efectos redistributivos, pero hoy se encuentra sumido en una gran crisis e incertidumbre. Las soluciones están en curso y en ellas esperamos que prevalezca sobre todo el interés y beneficio de los usuarios, que somos todos, para que no se retroceda en los grandes logros que ha tenido el país desde la adopción de dicha Ley. En esta crisis Coomeva se ha destacado por la manera decidida y proactiva con que ha planteado, desde que los problemas comenzaron, soluciones y alternativas reales de salida ante las autoridades y el país.

Mientras tanto al interior de Coomeva EPS se realizan esfuerzos para mantener los servicios a los usuarios, a través de la optimización del uso de recursos; para mejorar sus procesos asistenciales y operativos, y para dar solución de corto plazo a la problemática de liquidez mediante la recuperación de los recobros pendientes de pago por parte del Fosyga, inyectando para esto recursos propios y mediante la discusión de un posible programa de recuperación para la EPS que facilite su sostenibilidad en el largo plazo.

Mejores perspectivas en lo financiero: Luego de que a partir de 2012 la Superintendencia Financiera exigiera a los bancos mayores niveles de provisión, incluso en los créditos al día, Bancoomeva fue uno de los más afectados debido al mayor peso que con respecto a la mayoría del sistema bancario tiene en nuestro banco el crédito de consumo. Sin embargo en el segundo semestre de 2013 el desempeño de Bancoomeva mostró un franco mejoramiento en los resultados, inclusive superior a las expectativas que se tenían.

La mejora se refleja en una recuperación del índice de vencimiento que pasó del 6.29% al 4.89%; mayor recuperación de cartera castigada, llegando a casi $15 mil millones (aproximadamente 5 mil millones más que en el mismo periodo del año anterior); un significativo crecimiento de la cartera, de casi el 14% interanual, con lo que proyectamos llegar a una cifra de $2,42 billones de pesos en colocaciones al cierre de diciembre de 2013.

Mejoramiento en resultados: De otra parte se destaca el comportamiento positivo que al cierre de esta edición de la revista continuaban presentando las otras empresas del Grupo, las cuales superaban las cifras presupuestadas a noviembre: Coomeva Medicina Prepagada con $12.996 millones vs $6.159 millones de presupuesto, Corredores de Seguros con $1.870 millones vs $1.010 millones de presupuesto y Coomeva Servicios Administrativos con $1.553 millones vs $830 millones presupuestados.

A manera de conclusión se puede decir que aunque el primer semestre mostró resultados de poca dinámica, con las medidas adoptadas en las diferentes empresas se logró una importante recuperación en el segundo semestre, dejando clara la dificultad que se vive en Coomeva EPS que, dicho sea de paso, es sistémica y que se espera tenga solución en los próximos meses.

Prioridades Coomeva 2014

El año que comienza será sin duda muy importante, no sólo por llegar a nuestro aniversario número 50, sino porque esperamos la puesta a punto de varias iniciativas estratégicas en curso, así como la solución del tema estructural de Coomeva EPS, como ya se mencionó. Ha de ser éste necesariamente un año enfocado en los resultados y en el servicio.

Este año esperamos concretar los efectos positivos de combinar un enfoque renovado del mercadeo centrado en la satisfacción de los asociados y la utilización de los servicios. La revisión desde una perspectiva estratégica de nuestros 50 años de historia confirma que son tres las grandes orientaciones que nos mueven en el desarrollo de la Cooperativa:

Creación de Valor: Orientar al Grupo hacia la creación de valor económico, gracias al mejor desempeño de las empresas y de la Cooperativa, al madurar los proyectos iniciados desde periodos anteriores y especialmente por el mayor uso de los servicios por parte de los asociados.

Servicio: Avanzar en la maduración y consolidación como Grupo Empresarial, entendiendo que es este modelo el que nos permite una propuesta de valor muy potente, integral y única para el profesional colombiano y para los terceros usuarios.

Coomeva Centrada en el Asociado: Mantener al asociado en el centro de la organización, fortaleciendo el concepto de asociatividad como la actividad empresarial más importante, procurando su satisfacción, uso, permanencia y crecimiento.

2014 debe ser un año de grandes impactos en el servicio, generándoles beneficios concretos y mayor valor a los asociados y usuarios. Será también un año de crecimientos importantes en los sectores prioritarios; crecimientos sanos y de calidad que nos aseguren un futuro más sólido y rentable. Y será un año de mayor productividad y eficiencia, en el que profundicemos en la calidad, con el compromiso y el talento de nuestros colaboradores.

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*