Inicio » Institucional — Marzo 7, 2013

Tres mujeres líderes, tres mujeres cooperativistas

En ocasión del Día de la Mujer, reconocimiento especial a todas nuestras asociadas y colaboradoras y semblanza de tres de ellas

Coomeva es una de las organizaciones que tiene el privilegio de contar con un poco más del 56% de participación femenina en sus colectivos de asociados y colaboradores.

Con especial orgullo hoy destacamos a tres mujeres que han sido líderes y emblemas de la participación activa de la mujer en el cooperativismo y especialmente en Coomeva. Ellas son las doctoras Graciela Hurtado de Mazariegos, María Eugenia Pérez Zea y Diana Uribe Jiménez.

Ellas han superado las barreras sociales, culturales y hasta económicas que cada época les ha impuesto a las mujeres y, motivadas originalmente por el compromiso con una visión de vida, lograron conciliar sus objetivos personales y profesionales, demostrando una vez más que el espíritu innovador, la tenacidad, la constancia y la fortaleza, son fuerzas innatas de la naturaleza femenina, que cada vez más hace que las mujeres sean impulso económico y agentes de transformaciones sociales y protagonistas en cada época de profundos cambios históricos.

Ellas nos han enseñado que cuando hablamos del liderazgo de la mujer, a quien primero debe liderar es a ella misma, y que trabajar con una perspectiva de género significa mucho más que buscar un equilibrio en el número de hombres y mujeres; es buscar una participación equitativa en el mejoramiento de las condiciones de vida y la transformación del pensamiento de hombres y mujeres en torno al papel de la mujer en la sociedad.

Queremos brindar un agradecimiento y un reconocimiento a sus vidas llenas de tenacidad y ejemplo, a estas tres líderes y cooperativistas a las cuales su esfuerzo por el desarrollo y progreso de la mujer, y su firmeza en la acción y participación cooperativas, las llevaron a unir sus líneas de vida a Coomeva.

Graciela Hurtado de Mazariegos

La doctora Graciela Hurtado de Mazariegos fue la única mujer dentro del grupo de 27 médicos pioneros fundadores de Coomeva. Hoy aún ejerce su profesión de ginecóloga y sigue aportando su entusiasmo, creatividad y conocimientos. Su vida es digna y ejemplar no solo desde su participación en el movimiento cooperativo en nuestro país, por su innata vocación de servicio y solidaridad, sino porque marcó un hito para las mujeres profesionales en su época y lo sigue haciendo en la actualidad. En su natal Palmira, Valle del Cauca, no existían colegios de bachillerato femeninos y sus padres la matricularon en el Colegio Cárdenas, para varones, por lo que el Obispo de la época amenazó con excomulgarlos. La doctora Hurtado tuvo que culminar su bachillerato en Bogotá y por encima de las consideraciones y estereotipos sobre el papel de hombres y mujeres que marcaron esos años, se matriculó en la Universidad Nacional donde estudió medicina con 140 hombres. No fue fácil abrirse paso en el ejercicio de su profesión. Empezó a ejercer la medicina y la ginecología en unos años en los que la sociedad aún no estaba preparada para poner la salud de los pacientes en manos de una mujer. La doctora Hurtado de Mazariegos tiene el honor de ser la primera mujer médica que tuvo el Valle del Cauca y una de las ginecólogas más reconocidas del país. Hoy sigue conmoviéndonos por su talante y su sencillez, nos mantiene en la convicción por el cooperativismo y nos devuelve la fe en el país.

La doctora María Eugenia Pérez Zea tiene sobre sus hombros la responsabilidad de ser la primera mujer que en 49 años de existencia de la cooperativa Coomeva, llega a la Presidencia del Consejo de Administración. Para ella y para todas las mujeres que representa esto es de especial orgullo, pero por encima de eso, ella sabe y trabaja día a día por dejar una huella que motive y promueva aún más el liderazgo y las capacidades de la mujer dentro de la administración y la dirigencia de Coomeva. Ella ha sido una abanderada de la equidad de género. Su voz incisiva frente al compromiso del cooperativismo con las mujeres y frente a la defensa de los derechos humanos y de su pleno desarrollo y progreso se ha sentido, no solo en Coomeva, sino en el país y en el mundo, alcanzando con ella el derecho a representar a miles de mujeres de todas las latitudes, como Presidenta del Comité Mundial de Equidad de Género de la Alianza Cooperativa Internacional, ACI, principal organismo mundial del cooperativismo. La doctora Pérez, madre de tres hijos, es abogada con especializaciones en gestión de Proyectos y Derecho Administrativo y desempeña su profesión en la Contraloría General de Medellín. Es dirigente de Coomeva desde hace 15 años y miembro del Consejo de Administración Regional de la ACI Américas.

Diana Uribe Jiménez

Cuando hace 30 años esta odontóloga rehabilitadora oral conoce el cooperativismo e ingresa como asociada a Coomeva, sabe que tiene un papel que debe cumplir, no solo frente a su propio desarrollo personal y profesional, sino con el resto de la colectividad de asociados y especialmente de las mujeres. Con su proyección firme en el liderazgo de la mujer en el cooperativismo, trabajó para ser parte de la dirigencia de Coomeva y desde allí ha venido aportando todo su talante, capacidad de emprendimiento y acción. Además de prosperar con su consultorio odontológico que lleva su nombre, inició como dirigente en Coomeva formando parte de la Junta Directiva de Coomeva EPS. Hoy es la Vicepresidente del Consejo de Administración, máximo órgano de la dirigencia, nombrado por la Asamblea General de Delegados, desde el cual aporta toda su experiencia de 16 años como dirigente.

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*