Inicio » Institucional — Octubre 19, 2016

Pensión para hijos de crianza y nietos

En un novedoso fallo la Corte Constitucional extendió el beneficio de pensión para la familia, el cual es importante que conozcan los asociados y sus familias.

Recordemos que uno de los riesgos que cubre la pensión en Colombia, es el relacionado con la sobrevivencia, entendida como el pago de una mesada a quienes dependen del trabajador en el momento que éste fallece. Este beneficio ha sido históricamente dirigido a: 1) cónyuge, 2) hijos hasta los 18 años y se puede ampliar para ellos hasta los 25 años si estudian y no trabajan y, 3) padres con dependencia económica del trabajador. Dicho beneficio se otorga bajos ciertas condiciones, entre esas, la cotización de 50 semanas en los tres años previos al momento del fallecimiento del trabajador y la valoración de la dependencia económica.

Recientemente la Corte Constitucional, se pronuncio con respecto a la pensión de sobrevivientes, y de forma particular, acerca del derecho de los hijos de crianza a recibir una mesada. El argumento central que fundamenta la Corte, se basa en que considera a los hijos de crianza parte del núcleo familiar y precisa “..el concepto de familia se debe entender en sentido amplio, e incluye a aquellas conformadas por vínculos biológicos, o las denominadas de crianza, las cuales se sustentan en lazos de afecto y dependencia..”.

Dicho lo anterior, por primera vez, los hijos de crianza podrán recibir una mesada de alguno de sus padres fallecidos. Lo otro novedoso del fallo es que el beneficio se extiende incluso a los nietos, porque se demuestra en la sentencia T-074 de 2016, que el nieto también se considera hijo de crianza. En el caso expuesto en la citada sentencia, ante la imposibilidad de los padres de sostener al hijo, en parte por los gastos asociados a su condición de discapacidad, se evidencia que el abuelo era quien soportaba económicamente el sostenimiento del menor. Por tanto, ante el fallecimiento del abuelo, la Corte ordena el pago de la mesada para el nieto, al considerarlo hijo de crianza.

Lo anterior abre la posibilidad de que muchas personas se puedan beneficiar y recibir una mesada de sobrevivientes, lo cual es positivo desde el punto de vista social. Lo importante es que dicha condición corresponda a la realidad, como es el caso de la mencionada sentencia, con el propósito de evitar prácticas inadecuadas que no se originen en una situación cierta. Será necesario entonces la rigurosidad en la inspección y análisis de este tipo de casos, por parte de las administradoras de pensiones – ejemplo: Colpensiones-, para garantizar que el beneficio haga parte del pilar solidario del sistema general de pensiones. Así las cosas, sea adjudicada dicha pensión de sobrevivientes a quien demuestra la condición de hijo de crianza.

En mi opinión, en aras del equilibrio y el beneficio colectivo, no podemos perder de vista que los sistema de pensiones tienen una función social, pero igualmente es necesario considerar la sostenibilidad de los mismos. Es decir, es positivo que los hijos biológicos, adoptivos y de crianza, tengan los mismos derechos para acceder a una pensión de sobrevivientes, siempre y cuando cumplan con los requisitos previstos en la ley para acceder a dicha prestación económica.

13-familia

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*