Inicio » De la Presidencia Ejecutiva — Mayo 2, 2013

Palabras ante la Asamblea General de Delegados

Palabras ante la Asamblea General de DelegadosCon motivo de la realización de nuestra cuadragésima novena Asamblea General Ordinaria de Delegados el pasado 23 de marzo, se realizó un proceso de rendición de cuentas y de análisis de la situación actual de nuestra Cooperativa y sus empresas. Esto incluyó el proceso electoral para designar los 100 delegados, así como sesiones de trabajo en cada zona y región del país, para culminar en la Asamblea donde se presentaron y aprobaron los estados financieros 2012 y los informes de los distintos órganos estatutarios.

Fue pues esta actividad propicia para reflexionar sobre el significado del momento actual y el futuro de nuestra organización, por ello creo importante compartir con nuestros asociados un resumen del discurso de apertura en el que visualizamos nuestro futuro, que debe provenir de una visión compartida que movilice y aglutine a la organización alrededor de un proyecto social y empresarialmente sostenible.

Bastante ahondamos en el entorno del país durante 2012 en el que nos correspondió ejercer nuestra gestión. En un escenario de relativa estabilidad y baja inflación los crecimientos no fueron los esperados para prácticamente todas las industrias y sectores. Esta relativa contracción del crecimiento, aunada a la problemática situación estructural del sector salud y a los efectos de las normas de provisiones en créditos de consumo, hizo que nuestros resultados se afectaran. Pero de ninguna manera vimos un año malo. Fue más bien un año de aprendizajes y avances que nos planteó desafíos inesperados que afrontamos con determinación.

En el tema de la salud impulsamos todo tipo de iniciativas. Hablamos con los tres ministros del ramo en este gobierno, demostrándoles nuestro compromiso con la sana gestión y con la búsqueda de salidas concretas. Cuando en el Sistema de Salud muchos han callado y eludido los problemas, nosotros salimos con propuestas valientes, abrimos el diálogo y pusimos la cara a los prestadores en todo el país. Hablamos también con los congresistas, con la contralora, con el superintendente, con los periodistas. Ajustamos nuestra operación, reestructuramos nuestros servicios, redujimos los gastos. En ningún momento nos hemos quedado pasivos.

Paralelamente debimos asimilar las altas provisiones de la cartera en Bancoomeva, en razón a las normas prudenciales de la Superfinanciera para contener el crédito de consumo. Esto nos obligó a provisionar más de 20 mil millones de pesos por encima de lo previsto, incidiendo también en el crecimiento del Banco.

Como administradores tenemos un compromiso firme con los resultados, tal como lo ha mostrado nuestra gestión en estos últimos años. Entendemos que corresponde a la dirigencia marcar los lineamientos de la organización, fijarnos exigencias y acompañarnos en el desarrollo de la Cooperativa. A la luz de estas circunstancias, hemos tenido que ajustar planes y proyectos para seguir el camino hacia la concreción del Plan Estratégico 2015. Pero muchas cosas resultaron bien y por eso hay tanto que compartir en los informes de gestión.

En estos años complejos no podemos perder de vista el proceso de desarrollo de nuestra Cooperativa desde una perspectiva histórica. Coomeva está próxima a cumplir 50 años y con seguridad cumplirá los 100 siendo una organización líder y ejemplar. Cumplir ese sueño dependerá en gran medida del liderazgo que ejerzamos y que juntos construyamos. La Cooperativa necesita líderes creativos, propositivos y comprometidos, con capacidad de tener una visión compartida y de llegar a acuerdos que faciliten la gestión.

En retrospectiva los invito a que recordemos cómo era Coomeva al momento de su fundación.

Una idea romántica movilizando a un pequeño grupo de médicos. Más un sueño que una realidad, pero con una fuerza incontenible. Recordémosla diez años después, con menos de 100 millones de pesos en activos y menos de tres mil asociados. Para 1984, en sus 20 años, ya los activos superaban los 2.200 millones de pesos y había cinco mil asociados. Para los 30 años contaba con 94 mil millones en activos y cerca de 48 mil asociados. A los cuarenta años, en 2004, superó el billón en activos con 173 mil asociados. Y ahora seguramente para los 50 años tendremos más de 2.5 billones en activos y cerca de 300 mil asociados.

Mucho hemos hablado sobre la naturaleza cooperativa de Coomeva y su compromiso con el asociado. Parte importante de ello tiene que ver con los servicios, la participación, la identidad y la satisfacción. Repasemos la creación de las gerencias de zonas y la reestructuración para fortalecer las regionales y constituir las barras integrales de servicio y más de 16 Centros de Atención Coomeva en el país; la participación de los asociados y dirigentes en el Congreso Ideológico y en la reciente elección de delegados; y los 86.000 millones de pesos en beneficios económicos directos generados en la prestación de servicios al asociado, durante el 2012.

Lo que hace la fuerza de una cooperativa, lo que le otorga su potencial de desarrollo, es su capacidad de incidir en el bienestar y en el progreso de sus asociados. Las personas son libres cuando disponen de los medios para auto sostenerse; cuando su educación y prosperidad económica les permiten tomar decisiones autónomas. Aquí tenemos uno de los desafíos más importantes para Coomeva y sus líderes. Profundizar en estas dos líneas de acción, la educación y la generación de oportunidades para crecer profesional y patrimonialmente.

La Cooperativa son sus asociados. La Cooperativa cumple su rol cuando es capaz de contribuir a su bienestar y felicidad. Una cooperativa es fuerte cuando sus asociados son fuertes, por ello debemos continuar mejorando los mecanismos para aportar a su desarrollo integral.

En ese contexto, cuando hablamos de creación de valor hay que entenderlo en el sentido cooperativo, en sentido amplio. La Cooperativa crea valor, en primer lugar, haciendo posible el acceso a los servicios. En segundo lugar, proveyendo estos servicios en condiciones mejores a las del mercado. En tercer lugar, por medio de su gestión que se refleja en última instancia en sus resultados financieros. Y finalmente, crea valor para la sociedad a través de los efectos micro y macroeconómicos de la actividad cooperativa.

Mirando nuestra gestión en perspectiva las lecciones de estos años nos indican que hay que continuar profundizando con celeridad en la búsqueda del equilibrio y el complemento entre los resultados económicos y la satisfacción del asociado. La nueva etapa de desarrollo de la Cooperativa debe caracterizarse por avances en estos dos aspectos.

Vivimos una época de grandes desafíos pero también de grandes oportunidades, que nos confrontan exigentemente y nos invitan a tener ideas claras, convicciones firmes y mucha creatividad para aprovechar las posibilidades que siempre existen de hacer las cosas mejor, con calidad y eficiencia.

Positivamente la Cooperativa duplicó sus resultados, permitiéndonos este año una revalorización de aportes muy cercana a la inflación. La gestión está mostrando que la administración de la Cooperativa estará enfrentada a decisiones más complejas. La llegada de competidores extranjeros y la concentración de las industrias en las que operamos nos obligan a estar alertas y a tensar nuestras capacidades competitivas. El nuevo enfoque de mercadeo nos está llevando a la búsqueda del perfil de un nuevo asociado más cercano a nuestras posibilidades de atender y, simultáneamente, a la recuperación de nuestro vínculo emocional y económico con el asociado antiguo que con su fidelidad ha permitido a la organización llegar tan lejos.

Ya para terminar, quiero convocar a los asociados, a la dirigencia, a los colaboradores y a todos los que cada día hacemos realidad nuestra Cooperativa, para que juntos construyamos una nueva etapa de desarrollo de Coomeva. Que fortalezcamos esta poderosa iniciativa solidaria con compromiso y acción. En esta construcción todos tenemos cabida; todos tenemos algo que aportar.

Necesitamos la unidad para avanzar en la ruta que queremos. Necesitamos superar las diferencias; conciliar y crear consensos. Necesitamos buscar las convergencias que hacen posible avanzar. Los invito a hacer un compromiso sincero para fortalecer aún más a esta gran Coomeva que inspira a la sociedad. Querida y reconocida por ser solidaria. Una organización innovadora que actúa basada en valores y principios claros y altruistas.

Los invito a pensar y a actuar con optimismo y con desprendimiento, a tener confianza en que podemos sortear cualquier dificultad y a seguir proyectando y construyendo bienestar cooperativo y sólido futuro.

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*