Inicio » De la Presidencia Ejecutiva — Abril 29, 2014

Nuestros 50 años
Perduramos para contribuir al bienestar
de los colombianos y al progreso del país

Palabras pronunciadas durante la celebración de los 50 años de Coomeva.

Tengo el honor de agradecer a todos ustedes su compañía en esta celebración tan significativa para la comunidad Coomeva, en especial a los insignes fundadores de nuestra cooperativa, protagonistas por excelencia de este evento. Son ellos permanente inspiración y guía. Gracias a los 27 pioneros que con su visión, con el liderazgo del doctor Uriel Estrada Calderón y el impulso del doctor Víctor H. Pinzón Parra, marcaron la ruta de este maravilloso viaje de 50 años de cooperativismo al servicio del país.

Al cooperativismo nacional e internacional. A nuestros delegados y delegadas de todo el país.

Mi reconocimiento a los miembros del Consejo de Administración en cabeza de su presidente, la doctora María Eugenia Pérez; a la Junta de Vigilancia, presidida por el doctor Luis María Tamayo y demás dirigentes.

Hago propicia la ocasión para agradecer a los expresidentes del Consejo de Administración y a quienes han dirigido y gerenciado nuestra cooperativa y sus empresas, porque con su gestión contribuyeron a forjar esta organización.

Nuestro agradecimiento a las autoridades civiles, militares y eclesiásticas.

Al doctor Roberto Rodrigues, abanderado del movimiento cooperativo, conferencista central en nuestra Asamblea General de Delegados.

A los organizadores logísticos de todos los actos conmemorativos que se realizarán en todo el país durante este año.

La celebración de los 50 años nos permitirá proyectar y confirmar a Coomeva y al movimiento cooperativo como una eficaz alternativa de desarrollo y nos brindará la oportunidad para reconocer nuestro pasado, actuar en el presente y planear nuestro futuro, sentando las bases para continuar con esta positiva construcción social.

COOPERATIVISMO EN EL MUNDO

Demos una rápida mirada al cooperativismo en el mundo. Muhammad Yunus, premio nobel de paz, a quien se le ha llamado el Banquero de los Pobres, reconoce el gran auge del modelo capitalista y de sus principales agentes que son las empresas. Sin embargo, no todo el mundo se beneficia de ello; la distribución de la renta global lo hace evidente.

El 94% de la renta mundial pertenece al 40% de la población, mientras que el 60% restante debe sobrevivir con tan solo el 6%. La mitad del mundo vive con dos dólares al día y mil millones de personas viven con menos de un dólar diario.

En el marco de la II Cumbre Cooperativa de las Américas 2012 en Panamá, más de mil cooperativistas del continente americano, declararon que la humanidad se enfrenta a dos graves crisis:

La crisis de un sistema económico y social que ha generado la mayor inequidad y concentración de la riqueza que se haya conocido.
Y, producto del uso irracional de los recursos, la crisis ambiental y la ruptura del equilibrio ecológico, que afectan la habitabilidad del planeta.

Ante estas realidades, el movimiento cooperativo, sin pretender ser la única solución, emerge como alternativa de humanización del proceso de desarrollo económico, a través de una forma de empresa privada que admite las reglas básicas del capital y del mercado, pero que introduce una concepción orientada al bienestar del ser humano y a la construcción de mejores sociedades.

Todo esto mediante mecanismos de inclusión social, democratización de la propiedad y búsqueda de la sostenibilidad, basada en sus principios y valores de igualdad, democracia, solidaridad, equidad, ayuda mutua y honestidad.

A nivel mundial, las cooperativas cuentan con casi mil millones de asociados, generando cien millones de empleos en todos los sectores de la actividad económica.

En Canadá cuatro de cada diez personas son asociadas a una cooperativa.
En Brasil las cooperativas son responsables del 37% del Producto Interno Bruto agrícola y del 5% del PIB global y prestan servicios médicos y odontológicos a 18 millones de personas.
Las cooperativas agropecuarias estadounidenses tienen una participación del 28% del mercado.
Las cooperativas de Costa Rica son propietarias del 8% de los activos del sistema financiero.
En Japón una de cada tres familias es cooperativista.
En Noruega las cooperativas producen el 99% de la leche y las cooperativas de consumo manejan el 25% del mercado.

Las Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo instan a los gobiernos a alentar y facilitar la creación de cooperativas.

Combatir la pobreza, generar oportunidades de desarrollo, crear trabajo digno y desarrollar mejores sociedades es la propuesta del movimiento cooperativo.

COOPERATIVISMO EN COLOMBIA

El movimiento cooperativo hace su aparición en Colombia durante los primeros años del siglo XX, a la luz de las ideas cooperativas que hacían parte del pensamiento sobre el socialismo democrático del General Rafael Uribe Uribe en 1903, pero es a partir de los años 60, de la mano de la Iglesia en la mayoría de los casos, cuando se dinamizó su desarrollo, nacieron los organismos de integración y se presentó un importante auge de creación de cooperativas, entre ellas Coomeva.

Hoy Colombia es la tercera economía latinoamericana después de Brasil y México y una de las de mayor potencial de desarrollo en los próximos años y aunque recientemente conocimos las alentadoras cifras de desempeño económico del país, el Gobierno reconoce que entre sus principales retos está continuar disminuyendo la brecha de desigualdad.

En la actualidad existen en el país 8.500 cooperativas con cerca de seis millones de cooperados y generadoras de más de 138 mil empleos directos. El 60% del mercado lechero es manejado por cooperativas. El 40% del sistema de salud obligatorio también. Las cooperativas con actividad financiera representan más del 3% del total de activos del sistema financiero y hay dos bancos y dos aseguradoras pertenecientes al movimiento cooperativo.

El cooperativismo colombiano contribuye efectivamente con el desarrollo del país y el cierre de la desigualdad, por lo tanto tiene grandes retos, entre los que destaco contribuir a disminuir los índices de pobreza, desempleo e inequidad; a alcanzar la paz y su consolidación en el postconflicto; al desarrollo económico sostenible y a lograr el reconocimiento y difusión del modelo cooperativo.

Para alcanzar estos retos invito a los líderes cooperativistas a no perder de vista que el éxito de las cooperativas está vinculado al éxito de sus asociados; mejorar la calidad de la gestión con prácticas justas y éticas; fortalecer los mecanismos de auto regulación, convirtiendo al buen Gobierno Corporativo en la base de la estructura; propiciar acuerdos que construyan confianza para sentar las bases de una verdadera integración; buscar espacios de confianza con el gobierno y lograr el desarrollo de las empresas cooperativas sin perder su identidad.

En este espacio quiero invitarlos a apoyar a la Confederación de Cooperativas de Colombia en la realización de la III Cumbre Cooperativa de las Américas que, bajo el lema “Por una integración que genere un cambio social” se llevará a cabo del 2 al 7 de noviembre en Cartagena; evento en el cual Colombia debe lucirse ante el movimiento cooperativo internacional.

Continuando con el tema, el movimiento cooperativo colombiano espera del Gobierno a su vez un marco jurídico regulatorio, tributario y de políticas públicas más compatible con su naturaleza y su realidad actual, que reconozca y fomente el movimiento cooperativo. Incluir en los planes educativos a nivel básico, medio y superior, la formación cooperativa de los niños y jóvenes; desarrollar mecanismos de vigilancia y control exigentes pero adaptados a las condiciones propias del modelo de empresa cooperativa y evitar la estigmatización y las generalizaciones frente a las dificultades particulares que se presentan.

COOMEVA 50 AÑOS

La celebración de los 50 años de Coomeva es una ocasión para reconocer que el éxito alcanzado por nuestra organización cooperativa refleja la capacidad de los seres humanos de confiar en el futuro; de concebir grandes proyectos y de hacerlos realidad, a partir de la unión de voluntades y de la capacidad de confiar en los otros y de saber utilizar esa confianza, por parte de quienes lideran las cooperativas.

Uno de los principales mensajes que queremos dejar es que el modelo cooperativo ofrece una poderosa alternativa para organizar empresas que resuelvan toda clase de necesidades de las personas.

En Coomeva tenemos significativas ventajas para quienes pertenecen a ella, aglutinándose alrededor del concepto de la Cooperativa de los Profesionales de Colombia, con acceso a servicios de previsión social, aseguramiento, salud, recreación y financieros, llevando a la práctica nuestra filosofía de actuación:
“Coomeva nos facilita la vida”.

Pasado

En retrospectiva los invito a ver cómo era Coomeva al momento de su fundación. Una idea movilizada por un grupo de 27 médicos con una fuerza incontenible y un capital de $6.600 pesos de esa época, que equivalen a 4.200 dólares de hoy.

Al cumplir sus 50 años, los activos de sus empresas suman $6.5 billones de pesos, $3.8 billones de ingresos, un patrimonio de $1.2 billones, 250.000 asociados y más de 3 millones de usuarios de los servicios de salud.

A lo largo de este recorrido, quienes en sus diferentes momentos lideraban los destinos de Coomeva, quizás no alcanzaron a imaginar lo que llegaría a ser. Pero confiaron en una visión, creyeron en ese potencial y se aplicaron a trabajar en ello, hasta hacer posible esta organización que es hoy la gran Coomeva, presente en toda Colombia y uno de los 20 grupos empresariales más importantes del país.

Hemos construido una potente organización con una fuerte incidencia en el desarrollo del país.

Uno de los valores más elevados de los seres humanos es la gratitud, por eso creo que éste es el mejor momento para agradecer a los asociados, a sus familias y a la sociedad colombiana su respaldo, cariño y confianza, porque aun en los momentos de dificultades propios de un desarrollo empresarial como el de Coomeva, siempre han creído en la Cooperativa.

Hacemos un reconocimiento con especial admiración al doctor Armando González Materón por sus 24 años de liderazgo dedicados al servicio y orientación de Coomeva.

También presentamos nuestra gratitud a los 14 mil colaboradores que con su dedicación construyen la Coomeva de hoy y del mañana.

Agradecemos igualmente a los 16.000 proveedores y a los 12.000 prestadores de servicios de salud, a quienes consideramos nuestros aliados para servir al país.

Presente

En la Coomeva del presente hemos alcanzado la madurez y estamos convencidos de que en esta etapa nos esperan los mejores años.

Hemos concretado importantes proyectos, alcanzando grandes logros y buenos resultados, para lo cual contamos siempre con el apoyo y compromiso de los asociados, dirigentes, colaboradores y aliados y con el aval de la sociedad.

Nuestro Grupo Empresarial Cooperativo atraviesa por un buen momento. Creamos un banco que brinda buenos servicios, muestra un buen desempeño financiero y sigue apoyando a los profesionales colombianos. Nuestra actuación en el sector asegurador y mutual es igualmente positiva desde el punto de vista social y económico. En recreación nos hemos concentrado en atender a los asociados, facilitando la cohesión y la integración familiar. En salud son impresionantes los logros alcanzados a través de Coomeva Medicina Prepagada, pionera de la medicina prepagada en Colombia desde hace 40 años; Coomeva Emergencias Médicas, Coomeva EPS, Hospital en Casa, Clínica Farallones, Clínica Palma Real y Sinergia Global en Salud con 143 unidades de atención propias y 453 adscritas.

Sin embargo es en este Sector donde tenemos el mayor reto para el presente y el futuro, consistente en poder sortear la actual coyuntura del Sistema de Salud colombiano que compromete la viabilidad de las EPS.

Estamos seguros del aporte honesto que hemos hecho a la solución de las necesidades de salud de los colombianos.

Coomeva continuará actuando en este sentido, pero con respecto al Sistema Obligatorio de Salud ha declarado su voluntad de seguir participando, siempre y cuando el Gobierno brinde las condiciones de viabilidad para las Empresas Promotoras de Salud, EPS. Las circunstancias y la incertidumbre nos obligan a ser responsables y prudentes con los recursos que invertimos, puesto que éstos provienen de la Cooperativa y sus asociados.

Vivimos una época de grandes desafíos y oportunidades; un momento que nos confronta con sus exigencias y nos invita a tener ideas claras, convicciones firmes, mucha creatividad y optimismo para aprovechar las posibilidades que siempre existen de hacer las cosas mejor.

Como administradores y dirigentes hemos definido tres lineamientos estratégicos sobre los que venimos trabajando de forma aplicada y consistente en esta etapa: El buen gobierno corporativo, la focalización de actividades y la creación de valor social y económico.

Futuro

Cumplir los sueños futuros dependerá en gran medida de la calidad del liderazgo que ejerzamos. Reafirmar nuestro carácter cooperativo y el compromiso con los principios y valores que nos animan será lo que nos mantendrá en la ruta adecuada. Para ello la Cooperativa necesita líderes propositivos y comprometidos, con capacidad de tener una visión compartida y de llegar a acuerdos que faciliten la gestión.

Coomeva ha mantenido la filosofía cooperativa como faro de sus actuaciones durante cinco décadas, con su aplicación rigurosa pero práctica e innovadora, lo que nos ha permitido desarrollar un grupo empresarial con la Cooperativa como matriz, conformado por empresas con naturaleza jurídica diferente, permitiendo el desarrollo de las mismas y preservando la identidad de la Cooperativa.

Lo que hace fuerte a una cooperativa es su capacidad de incidir en el bienestar y en el progreso de sus asociados.

En esta construcción todos tenemos cabida; todos tenemos algo que aportar. Necesitamos la unidad de nuestras voluntades, ideas y actos para avanzar en la ruta que queremos. Por eso invito a seguir construyendo esta gran Coomeva que inspira a la sociedad. Querida y reconocida. Una organización innovadora que actúa basada en valores y principios solidarios.

Invito a pensar y a actuar con optimismo, a tener confianza y a seguir proyectando bienestar cooperativo.

¡Adelante Coomeva Adelante!

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*