Inicio » Desde el Consejo — Enero 15, 2015

Nuestra responsabilidad por el pasado, el presente y el futuro de una gran comunidad cooperativa

Al escribir este texto, reflexionaba sobre nuestro presente y para dónde vamos en Coomeva. Recordé que nuestros pueblos indígenas sabiamente nos enseñan que el futuro no existe sino en nuestro pasado; en lo que hemos sido y en el lugar donde estamos. El pasado y el futuro no se oponen, se encuentran en el presente.

En los saberes ancestrales andinos no se cancela al pasado con el ansia de proyectar lo que se va a vivir. El pasado no está atrás, como acostumbramos a verlo, sino de frente para re-crear nuestro futuro. Pero a la vez, la cultura andina es capaz de saber continuamente cómo se va a presentar el «futuro», por la participación de los miembros de la colectividad del mundo.

Quise traer estos aprendizajes a esta reflexión sobre Coomeva y asumir con base en ellos la responsabilidad de mirar nuestra organización de frente a este 2015, pero reflejada en lo que vivimos en 2014 y en lo que han sido nuestros 50 años de vida cooperativa.

Una comunidad viva

Así como nuestros ancestros andinos miran el mundo como una totalidad viva, en Coomeva somos una comunidad viviente, donde no podemos separar nuestra historia pasada de la actual y donde es difícil comprender a las partes separadas del todo. 

Como comunidad de cooperativistas estamos enlazados por la unión de nuestros propósitos comunes de bienestar y progreso. Como grupo empresarial cooperativo todas nuestras organizaciones, aunque diversas,

representan a la vez el todo que es Coomeva y sus principios cooperativos y solidarios.

Así podemos decir que en 2014 nos proyectamos a nuestros orígenes y retornamos fuertemente a una Coomeva centrada y volcada hacia el asociado. La celebración de nuestros 50 años

nos dio un escenario magnífico para mirar con más responsabilidad hacia nuestras raíces cooperativas, renovar sus principios y valores en nuestras actuaciones y darles un nuevo significado.

Nos llenó de alegría ver cómo nuestros principios y acciones cooperativos cobraron mayor valor para nosotros y también para la sociedad. Muchas gracias a todos los asociados, gremios empresariales, organizaciones pares y aliadas, así como a los distintos gobiernos y sector político de todo el país que nos rodearon no solo de gestos vivos de generosidad, sino del reconocimiento a nuestra propuesta cooperativa.

consejo1

Esta misma responsabilidad nos llevó a plasmar en una obra los 50 años de Coomeva; un libro que dejará viva esta historia cooperativa en la que todos de una u otra manera hemos sido parte.

Tuvimos el privilegio de publicar nuestro libro de los 50 años en el mejor de los contextos: la III Cumbre Cooperativa de las Américas en Cartagena, rodeados de la hermandad y unión de miles de cooperativistas de diferentes partes del nuestro y de otros continentes, con quienes estrechamos aún más los vínculos y ante los que dejamos muy en alto el nombre de Coomeva.

Con los asociados como nuestra razón de ser, avanzamos en tener un banco mucho más cercano a todos. Nos satisface el crecimiento de Bancoomeva, más que el año anterior, así como sus sólidas cifras financieras que nos dan tranquilidad y confianza. Pero nos complace aún más su permanente esfuerzo por responder a las necesidades de los asociados y diferenciarse como el banco nacido de una comunidad cooperativa.

Nuestro origen cooperativo y el respeto por las ideas de los médicos fundadores nos mantuvieron firmes en las empresas del Sector Salud de Coomeva. Pese a situaciones adversas y a un clima poco favorable para las EPS, nos mantuvimos en la prestación de los servicios del Plan Obligatorio de Salud, atendiendo a nuestra responsabilidad y a las leyes. Confiamos en que en 2015 mejoren las condiciones y el Gobierno facilite las acciones necesarias para continuar con este compromiso.

La Fundación Coomeva en 2014 nos mantuvo como una organización de impacto social también en el sector empresarial. Alcanzamos con ella el Premio Colombiano a la Calidad de la Gestión, siendo la primera fundación en obtener este reconocimiento. Organismos internacionales de alto renombre como el BID dieron su voto de confianza y respaldo a las iniciativas de la Fundación al otorgarle el premio EcoMicro, con el que en 2015 se ofrecerán soluciones innovadoras para nuestros empresarios como los “microcréditos verdes”.

 consejo2

 

En Coomeva creemos y trabajamos por la equidad y la justicia social como nuestros aportes cooperativos a la paz de nuestro país. Nos comprometimos a lograr el sello Equipares de equidad laboral y continuamos implementando nuestra política de equidad e igualdad de género. 

Materializamos estas intenciones, entre otras, con la web Mujeres Coomeva, un sitio para que todos nos integremos alrededor de las potencialidades de las mujeres y de los hombres. Gracias a todas y todos quienes han ingresado y nos han compartido sus ideas para dinamizar esta estrategia y hacerla aún más viva en este año.

Nuestra promesa de perdurar y hacer de este 2015 el primer año de un nuevo medio siglo de vida para Coomeva la lograremos siendo firmes en nuestros valores cooperativos, actuando con transparencia y honestidad, tanto desde la administración como desde la dirigencia.

De mi parte y en nombre del Consejo de Administración de Coomeva reciban las mayores intenciones por un nuevo año en el que el progreso, la calidad de vida, la solidaridad, la unión y especialmente la paz, sean una verdadera realidad para todos. 

 

 

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*