Inicio » Institucional — Marzo 29, 2016

Los independientes obligados a cotizar en pensión

RevCoo112-6

En el Plan Nacional de Desarrollo aprobado recientemente se introdujo una modificación fundamental para el futuro de los trabajadores independientes, incluidos los rentistas de capital. La ley 1753 de junio de 2015, señala expresamente que los ingresos mensuales iguales o superiores a un salario minimo, cotizarán sobre una base mínima del 40% del valor mensual de sus ingresos. El sistema de presunción de ingresos será de obligatoria aplicación e incorporado a la planilla integrada de liquidación de aportes. Dicho aporte no podrá ser inferior a un salario minimo, y debe ser el mismo tanto para pension como para salud. Es decir, si un independiente reporta a la DIAN que tiene un ingreso de $2.000.000, deberá obligatoriamente aportar a pensiones y salud sobre una base $800.000, lo cual implica un pago mensual de $228.000 mensuales aproximadamente.

En mi opinión, esta medida tiene beneficios para el trabajador independiente, como es la posibilidad de construir una pensión y además garantizar su vinculación al sistema de salud obligatorio. Aunque para muchos independientes no cae bien la nueva exigencia, si se piensa en la conveniencia de la vida en el tiempo, sin duda contribuirá con la posibilidad de incrementar nuestros pensionados. El Estado ha entendido que debe cruzar las bases de datos, en este caso entre lo reportado por los colombianos en sus declaraciones de renta y los aportes a la seguridad social. Y en esa dirección la UGPP (entidad que vigila la parafiscalidad o pago de los aportes a pensión), esta enviando comunicaciones a quienes han presentado declaración de renta en los años 2013 y 2014, y no tienen el mismo nivel de aportes a pensión y salud. Es decir la información suministrada por los ciudadanos es asimétrica. No hace sentido que un individuo le informe a El Estado que tiene cierto nivel de ingresos y por otra parte no aporte en la misma proporción a la seguridad social.

Hay casos de profesionales independientes con ingresos importantes que históricamente han aportado a la seguridad social por un salario mínimo, lo cual me parece una gran equivocación y riesgo desde la perspectiva pensional. Esto explicado con un ejemplo: Un médico o un ingeniero que se ganan 10 millones mensuales y aportan únicamente por $1.000.000, corren el riesgo que su pensión de vejez será en el mejor de los casos de $689.500. Y si llega a quedar invalidado o fallecer el panorama no es mejor ni alentador. La reducción del ingreso será severa y afectará directamente la calidad de vida personal y familiar.

Con ánimo de ser equilibrados, por otra parte también es importante entender la realidad que viven muchos independientes, quienes aparentemente tienen unos ingresos, pero al descontar una serie de gastos, al final el neto percibido por ellos es inferior al 40% que define la ley para aportar.

En resumen, me parece que la medida reciente incluida en el Plan Nacional de Desarrollo es positiva, aunque tiene grandes retos de comunicarse y reglamentarse adecuadamente.

Por su parte los trabajadores independientes, tendrán que empezar a aportar de acuerdo a su nivel real de ingresos, sin duda será el mejor camino para construir una pensión digna y garantizar una mesada para sus familias.

Para resolver sus inquietudes, les recomiendo a los asociados llamar a la línea de Asistencia Pensional del Grupo Coomeva y resolver sus dudas sobre el particular.

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*