Inicio » Oasis — Octubre 3, 2012

Lo que le gusta al Ego

Lo que le gusta al EgoAl Ego le gustan todas estas acciones que sólo traen sombras y dolor a tu vida: Ambicionar, acumular, controlar, competir, dominar, figurar, tener poder y tener la razón. Al Ego le encanta  imponerse y, por eso, te impulsa a pensar así: Prefiero tener la razón a ser feliz. Creer que se tiene la razón es un mal que deteriora la vida de las parejas y hace estragos en el trabajo y las relaciones: Sé consciente de que nunca tienes la razón, no, sólo tienes un pedacito de ella, únicamente tienes tu razón.

Al Ego también le gusta controlar, un empeño inútil, fuente de serios conflictos y de graves rupturas. Si eres un controlador necesariamente serás un sufridor y harás mucho daño a los demás.

Al Ego le fascina atesorar, le gusta pavonearse y le da prioridad a las apariencias, no al amor.

Al Ego le gusta competir, ganarles a otros y estar en el pedestal. El Ego es el yo lleno de soberbia. Para ser feliz descubre las argucias del Ego y elige ser humilde como Jesús y María, Buda, Lao Tse o Francisco de Asís.

Controla tus emociones

El Ego, que es el yo sin amor y sin Dios, se nutre de siete emociones venenosas que te enferman: miedo, odios, culpas, rabia, tristeza, celos y envidia. Detrás de toda enfermedad hay traumas o vacíos emocionales ya que el cuerpo sólo somatiza los males del alma.

Las emociones tóxicas te impiden ser feliz y no permiten que tus relaciones fluyan en el amor. Necesitas expulsarlas de tu interior con la magia de una fe firme y de un perdón generoso. Si no lo logras solo busca un buen terapeuta que te ayude a estar sereno y con buena energía vital.

En lugar de reprimir una emoción, relájate, reconócela con amor y pregúntate: ¿Qué me quiere decir? Cada emoción te invita a cambiar una actitud, te habla y te dice: Ámate y actúa con amor.

Actúa con inteligencia emocional, sé más espiritual y, unido a Dios, haz todo con amor y por amor. Controla tu Ego con humildad para que seas feliz y no sufras en una cárcel emocional.

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*