Inicio » Bancoomeva — Julio 31, 2012

Las centrales de información:
su puerta abierta al crédito bancario

Conozca cómo funcionan las “centrales de información financiera”
y los beneficios de la Ley de Hábeas Data

Todas las entidades bancarias en Colombia cuentan con una importante herramienta a la hora de tomar la decisión de otorgar un crédito a personas naturales o jurídicas. Se trata de las llamadas “centrales de información”, “centrales de riesgo” u “operadores de información financiera”.

Estos operadores son organismos de carácter privado que prestan un servicio de información a través del cual se muestran los hábitos de pago y el nivel de endeudamiento de personas o empresas, criterios que entre otros, tienen en cuenta los bancos para evaluar una solicitud de crédito. Estas centrales muestran cómo un cliente ha pagado sus obligaciones financieras, pero también el hábito de pago de servicios públicos como telefonía celular, energía, gas o la televisión por cable y de almacenes de crédito. Muestra los retrasos, pero también los pagos oportunos.

Las centrales de información no son “listas negras” como algunos creen. La información financiera reportada en estas centrales es una de las maneras de asegurar las puertas abiertas a sus necesidades de crédito. Aunque las centrales de información no son quienes deciden, ni la información contenida en ellas es suficiente para decidir aprobar un crédito, con solo una consulta vía Internet a estas centrales, en poco tiempo se puede tener certeza de qué tan viable será la aprobación.

Las centrales de información no son “listas negras” como algunos creen. Aunque en sus bases de datos registran los retardos o moras en el pago de obligaciones financieras, también registran los pagos oportunos, los cuales son su mejor carta de presentación a la hora de solicitar un crédito.

Gracias a la información de estas centrales los bancos y otras entidades de financiación pueden extender sus servicios de crédito a personas que no conocen, sin tener en cuenta su origen social, raza, creencias religiosas, entre otros, pues el examen de la historia financiera de alguien es una medida objetiva.

La actividad de estas entidades es regulada mediante la Ley 1266 del 31 de diciembre de 2008, o popularmente conocida como Ley de Hábeas Data. El Hábeas Data es el derecho que tienen todas las personas a “conocer, actualizar y rectificar las informaciones que se haya recogido sobre ellas en bancos de datos y en archivos de entidades públicas y privadas” (Artículo 15 Constitución Política de Colombia). Esta Ley permite evitar cualquier abuso en el buen nombre comercial y crediticio de los consumidores financieros.

Bancoomeva tiene contrato suscrito con dos de estas centrales de información, como son la Central de Información Financiera de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia S.A. “Cifin” y con Datacrédito Experian.

Aquí le presentamos otra información que usted debe conocer sobre estas centrales y los beneficios que le trajo a la Ley de Hábeas Data, para que mantenga abiertas las puertas para su crédito con Bancoomeva.

¿Quién le da a las centrales la información sobre los créditos de una persona?

Las centrales u operadores reciben la información financiera y comercial de una persona, directamente de las entidades bancarias, financieras y comerciales. Estas entidades suscriben un contrato con las centrales y se acogen a unas normas de calidad para brindar esta información. La información debe ser actualizada por lo menos, una vez al mes.

¿Cuándo una persona ingresa a la base de datos de las centrales de información?

Una persona o una empresa ingresa a las bases de datos de las centrales de información crediticia desde el mismo momento en que adquiere una deuda o un producto con financiación a plazos. Contrario a lo que se cree, no se ingresa solo cuando hay un retraso o mora en la obligación.

Sin embargo, las entidades solo pueden reportar y consultar cuando la persona interesada autorice realizar dicha consulta o se le haya informado previamente que se realizará el reporte cuando éste sea negativo.

¿Quién puede conocer la información financiera de una persona?

No todo el mundo tiene derecho a conocer la historia crediticia de una persona o empresa. Solamente quienes son sus acreedores o aspiran a serlo. Las centrales solo brindan la información a estas entidades, al mismo titular de la información, a sus apoderados o a las autoridades legítimas.

¿Qué tipo de datos aparecen en los reportes de las centrales de información?

Toda la información relativa al comportamiento comercial y financiero de las personas, como son compromisos vigentes y no vigentes, fechas de apertura de productos, número de cuotas pactadas y pagadas, saldos, días de mora, valor de cuotas, información sociodemográfica, entre otra. Dado que el comportamiento crediticio de una persona puede ser bueno o malo, en las centrales estará consignada información positiva o negativa. Por ejemplo, si la persona en algún momento tuvo un atraso y después se puso al día, esto se refleja en la historia de crédito según el tiempo de permanencia establecido en la Ley de Hábeas Data. (*)

¿Qué ocurre si en la base de datos aparece información errada?

Para el caso de los clientes de Bancoomeva, cualquier persona que considere que el reporte dado por el banco o por las centrales refleja información errada o imprecisa, podrá acudir a Bancoomeva para que rectifique o actualice el dato ante las centrales de información. La persona también podrá acudir ante las centrales de información para solicitar la rectificación o actualización y estas entidades consultarán a Bancoomeva para verificar el estado real de los datos.

Centrales de Información

¿Cuál es la permanencia de la información positiva?

La información positiva o aquella que denote la adecuada atención a los compromisos financieros permanecerá indefinidamente en los bancos de datos de los operadores de información.

¿Cuál es la permanencia de la información negativa?

El dato negativo o aquella información que denote el incumplimiento de los compromisos contractuales de los créditos se mantendrá por el doble del tiempo de la mora o hasta por un plazo máximo de cuatro años, a partir del momento en que las cuotas vencidas hayan sido pagadas o se haya cancelado la obligación en su totalidad.

Tabla Información Cliente

¿Ante quién se puede acudir para hacer valer los derechos contenidos en la ley de Hábeas Data?

Se puede acudir ante las autoridades de vigilancia como la Superintendencia Financiera y la Superintendencia de Industria y Comercio para presentar quejas no sólo contra el operador de información, sino también contra la entidad que hace el reporte (banco, empresa de telefonía celular, de televisión por cable y otras).

(*) El Decreto 1727 del 15 de mayo de 2009 reglamentó la forma cómo los bancos de datos deben presentar la información de los consumidores financieros, así como los requisitos de los operadores. Puede consultar este Decreto en Alcaldía Bogotá

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*