Inicio » Bancoomeva — Julio 3, 2013

Las centrales de información financiera y los beneficios de su historial de crédito

Toda persona o empresa que en Colombia solicite un crédito con cualquier entidad bancaria, cooperativa o del sector real debe contar con un historial de crédito, que permita conocer sus hábitos de pago, así como su nivel de endeudamiento; criterios que se tienen en cuenta para otorgar un crédito.

Construir una buena reputación en su historial de créditos a lo largo de la vida es un asunto que debe llamar la atención de todos los ciudadanos. De esta referencia dependerá en buena medida que puedan
acceder a créditos bancarios, planes de financiación, servicios y hasta a cupos en instituciones educativas.
Un buen historial de crédito es también importante cuando se desea contratar ciertos servicios, como los de telefonía celular. Muchas personas no pueden acceder a planes pospago porque no tienen historial de crédito. Así no deban dinero a ninguna entidad, la falta de historial de crédito disminuye la confianza y las posibilidades de obtener beneficios a nivel bancario y comercial.

El historial de crédito y las centrales de información

El historial de crédito de cada persona o empresa en el país es compilado por unas entidades privadas llamadas “centrales de información”, “centrales de riesgo” u “operadores de información financiera”, reguladas por la Superintendencia Financiera.
Gracias a la información de estas centrales, los bancos y otras entidades de financiación pueden extender sus servicios de crédito a personas con las que no han tenido vínculos comerciales previos.
Las centrales de información no deciden sobre la aprobación de una solicitud de crédito. Tampoco la información contenida en ellas es suficiente para aprobar un crédito. Sin embargo, con solo una consulta vía Internet a sus sistemas
de información, en poco tiempo, un banco o entidad financiera puede saber qué tan viable será la aprobación.
Bancoomeva tiene contrato con dos de estas centrales, como son la Central de Información Financiera de la Asociación Bancaria y de entidades Financieras de Colombia S.A., Cifin y con Datacrédito Computec S.A.

¿Qué significa estar reportado en una central de información?

Estar reportado en una central como Datacrédito o Cifin no es algo adverso. Solo lo será si el reporte es negativo; pero si la actividad es normal, entonces la calificación será buena y no hay de qué preocuparse.
Las centrales muestran los retrasos, pero también los pagos oportunos. El historial compila la información sobre cómo un cliente ha pagado sus obligaciones financieras, pero también el pago de servicios públicos como telefonía celular, energía, gas o la televisión por cable y de almacenes de crédito.

Derechos de los consumidores financieros

El Artículo 15 de la Constitución de Colombia establece el principio del Hábeas Data, es decir el derecho de todos los ciudadanos a conocer, actualizar y rectificar la información que bancos y otras organizaciones empresariales públicas y privadas han recopilado sobre ellos. La Ley 1266 del 31 de diciembre de 2008, conocida como Ley de Hábeas Data, permite evitar cualquier abuso en el buen nombre comercial y crediticio de los consumidores financieros.

Aspectos claves que debe saber
sobre las centrales de riesgo

La información positiva de hábitos de pago permanecerá indefinidamente en las centrales de información. El dato negativo se mantendrá por el doble del tiempo de la mora o hasta por un plazo máximo de cuatro años, a partir del momento en que las cuotas vencidas hayan sido pagadas o se haya cancelado la obligación en su totalidad.
Los bancos y otras entidades solo pueden reportar y consultar cuando el interesado autorice dicha consulta o se le haya informado previamente que se reportará negativamente.
Si se considera que el reporte en las centrales es errado, se puede solicitar que se rectifique o actualice el dato ante las centrales de información.
Las centrales obtienen la información de las entidades bancarias y comerciales.
La información de las centrales es actualizada por lo menos, una vez al mes.
No todo el mundo tiene derecho a conocer la historia crediticia de una persona o empresa. Solamente quienes son sus acreedores o aspiran a serlo.

 

 

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*