Inicio » Desde el Consejo — Noviembre 6, 2013

La organización cooperativa,
un modelo sostenible

Dada su propia naturaleza, las cooperativas son modelos de organización sostenibles y a su vez contribuyen a la sostenibilidad en lo económico, lo social y lo ambiental. Las cooperativas nacimos sostenibles, tanto por los principios y valores que nos animan, como por los mecanismos de gobierno y de gestión con los que actuamos. El cooperativismo se constituye en el modelo de organización más idóneo para alcanzar el desarrollo sostenible.

Pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de sostenibilidad y de qué manera los valores que sustentan el modelo cooperativo contribuyen a ello?

La sostenibilidad vista desde el cooperativismo

Para Coomeva la sostenibilidad es el resultado de una actuación socialmente responsable. No basta con crear valor solamente para nuestros asociados y los accionistas de las empresas del Grupo, sino que debemos hacerlo para el conjunto de la sociedad, impulsando iniciativas que van más allá de nuestro ámbito de acción y asumiendo la responsabilidad por los resultados e impactos de nuestras decisiones, acciones y operaciones, en lo económico, lo social y lo ambiental.

Nuestra comprensión de sostenibilidad abarca también el concepto de perennidad. La cooperativa, como entidad y como modelo, debe ser capaz de sostenerse en el tiempo.

El cooperativismo se constituye en el modelo de organización más idóneo para alcanzar el desarrollo sostenible.

En el Grupo Coomeva la sostenibilidad desde la dimensión cooperativa tiene que ver con la construcción de una amplia base de asociados que sustenta solidariamente a la entidad. En nuestro caso, como el producto básico de la Cooperativa es el Fondo de Solidaridad, se construye un compromiso mutuo de ahorro y rentabilidad que exige tanto al asociado como a la Cooperativa un compromiso y una gestión juiciosa de la relación.

Por su parte en la dimensión empresarial la sostenibilidad se manifiesta en la protección del valor del capital y en la generación de flujos de valor positivos para el asociado. Tarea compleja pues no se trata solo de la buena gestión de la Cooperativa, sino también del Grupo Empresarial conformado por 16 compañías en sectores tan diversos como la banca, la salud, los seguros, la recreación y el emprendimiento, orientados a facilitar la vida de los asociados y de sus familias.

Los principios y valores cooperativos como estrategias de sostenibilidad

Para abarcar este objetivo de la sostenibilidad es necesario educar en valores. El aprendizaje de los valores se alcanza en la relación e interacción con los demás; originalmente en el grupo familiar y ampliándose progresivamente a los demás grupos de la sociedad. Los principios y valores son los pilares del cooperativismo, por eso las cooperativas son la fórmula idónea para crear y mantener la sostenibilidad, así como para infundir valores y cambiar patrones que han sido negativos para el logro del desarrollo sostenible.

El principio de asociación voluntaria nos plantea el reto de mantener viva y creciendo una comunidad de asociados que encuentre en su organización un sentido propio.

El principio de participación democrática apela a la apropiación de la organización por parte de los asociados. Este principio plantea el compromiso del asociado con una gestión sostenible.

La participación económica del asociado también hace posible que la cooperativa perdure en el tiempo. Que el asociado nos prefiera a la hora de adoptar decisiones de consumo nos da condiciones y recursos para seguir creciendo, ser perennes e impactar positivamente la sostenibilidad. La cooperativa por su parte debe encontrar los medios para producir sus bienes y servicios de manera sostenible, respetuosa con el medio ambiente y con la sociedad.

El principio de autonomía e independencia nos interpela en cuanto a que el compromiso de la cooperativa con la sostenibilidad, para ser genuino y duradero, debe nacer de ella misma, de sus propias convicciones y compromisos y de la interpretación de lo que espera el asociado de nosotros.

El principio de educación, capacitación e información genera una toma de conciencia; de un entendimiento que sustente toda actitud, consumo y gestión. Asociados más concientes harán una cooperativa más sostenible, elegirán dirigentes comprometidos, aportarán ellos mismos desde sus familias, en sus propios trabajos y se proyectarán en las comunidades en que viven.

Entre tanto la cooperación entre cooperativas lleva a que muchas de las iniciativas sostenibles sean acciones conjuntas entre cooperativas de base.

Por último, el principio de compromiso con la comunidad connota que las cooperativas no somos islas; nos nutrimos y nos enlazamos con las comunidades a las que servimos. Pocas organizaciones tienen raíces tan profundas en la sociedad como las cooperativas.

Por una Coomeva sostenible

En Coomeva vivimos y aplicamos los principios y valores cooperativos que nos llevan por el camino de la sostenibilidad. Para asegurar la dirección sostenible de la Cooperativa son temas importantes el control, la transparencia y sobretodo la evaluación y el monitoreo constante del impacto de sus acciones sobre la sostenibilidad.

Hemos adoptado desde 2008 el Pacto Verde Cooperativo y desde 2011 todo el Grupo Empresarial adhirió al pacto Global de las Naciones Unidas. Son grandes los esfuerzos que venimos desplegando para reducir nuestra huella de carbono, optimizando el consumo energético, reduciendo los desechos que generamos y estableciendo relaciones duraderas y responsables con nuestros públicos de interés. De esta manera son asuntos fundamentales las estrategias de sostenibilidad de largo plazo en temas como recursos humanos, tecnología y procesos, la promoción y desarrollo del modelo cooperativo y el reconocimiento de que somos modelos organizacionales sostenibles, difundiendo con el ejemplo.

Apoyar el desarrollo de nuestra cooperativa nos permitirá alcanzar a su vez un desarrollo social y económico sostenible, avanzando cada vez más en el propósito de las cooperativas de ayudar a construir un mundo mejor.

1 Comentario

  • Me ha resultado entretenido y provechoso el artículo expuesto. Coincido en la sostenibilidad como un criterio fundamental de herencia a nuestros sucesores: los hijos, en cuanto a la educación en el ahorro, cuidado de los recursos naturales, cultivo y mantenimiento del ARBOL, con lo que significa: oxígeno, amortiguador ambiental, preventor de erosión, etc., etc. Por supuesto que lo que concierne a la cuestión social de la cooperativa, muy sustancial.
    Saludos

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*