Inicio » Institucional — Enero 25, 2016

La educación ambiental, una responsabilidad de todos

RCoomeva-111-12
Los recursos naturales de la Tierra se están agotando tan rápidamente que serían necesarios “dos planetas” para mantener el estilo de vida actual dentro de una generación. La educación ambiental es la mejor alternativa para detener el deterioro ambiental del Planeta.

¿Cómo hablar de la destrucción de las selvas tropicales sin explicar los fenómenos de la pobreza y la injusta distribución de la riqueza en el mundo? ¿Cómo hablar de deforestación sin referirnos a la voracidad de las transnacionales y los agroexportadores locales?

La educación ambiental ha sido la encargada de enseñarnos precisamente las complejas interacciones entre la sociedad y el ambiente. Busca que los individuos comprendan que el ambiente natural y el creado por el ser humano es resultado de la interacción de sus aspectos biológicos, físicos, sociales, económicos, políticos y culturales.

La educación ambiental busca generar conciencia en la ciudadanía de su papel como parte integrante de la naturaleza, para que desarrolle nuevas relaciones, sentires, actitudes, conductas y comportamientos hacia ella. Pero también, llevarnos a reflexionar, cuestionar y valorar los estilos de desarrollo y de progreso convencional, que se basan en la degradación de las aguas, de la tierra, del aire y no resuelve los problemas sociales como la pobreza, la concentración de riquezas, la violencia y otros.

Educación para afrontar la crisis ambiental

Lo que le sucede a nuestro Planeta hoy día es la más severa crisis ecológica que la humanidad haya podido vivir.

Si nuestras demandas sobre el Planeta continúan aumentando al mismo nivel, para mediados de la década de 2030 necesitaríamos el equivalente a dos planetas para mantener nuestra actual condición de vida, según ha indicado el director general del Fondo Mundial para la Naturaleza, WWF, James Leape.

Para Leape, las consecuencias de una crisis ecológica mundial son aún más graves que la crisis económica actual. Las dramáticas pérdidas a causa de la contaminación, la deforestación, la sobrepesca y la conversión de tierras tienen un impacto grave en el Planeta y en la sociedad.

Todo esto hace importante que se promueva la educación ambiental como una responsabilidad inherente al sistema educativo, incluyendo a las cooperativas.

La educación ambiental tiene una importancia capital en los procesos de cambio, tal como lo señala la famosa “Carta de Belgrado”, documento rector internacional sobre la Educación Ambiental.

Ésta debe abordar además las responsabilidades políticas del sistema educativo formal, de preparar a los educandos para que sean capaces de generar los cambios que aseguren un desarrollo sustentable.

La educación ambiental atañe a toda la sociedad. Debe generar cambios en la calidad de vida, en la conducta personal y en las relaciones humanas, que lleven a la solidaridad y al cuidado hacia todas las formas de vida y del Planeta.

ambiental

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*