Inicio » Junta de Vigilancia — Julio 17, 2017

Gobernabilidad, gobernanza y control social en las cooperativas

En el movimiento cooperativo, así como en el mundo político y empresarial de hoy podemos distinguir tres términos muy utilizados, pero que necesitan ser comprendidos. Se trata de los conceptos de gobernabilidad, gobernanza y control social.

En torno a ellos deben desarrollarse lineamientos específicos para que cada uno aporte al buen funcionamiento de la Cooperativa y al cumplimiento de los roles de los dirigentes y de los asociados. Revisemos qué se entiende por estos términos.

Gobernabilidad: Es un proceso por el cual grupos de una sociedad ejercen el poder y la autoridad de tal modo que, al hacerlo, influencian y llevan a cabo políticas y toman decisiones relativas tanto a la vida pública como al desarrollo económico y social.

Para Marcel Laflamme1 la gobernabilidad es el desarrollo de capacidades para dirigir y conducir el rumbo de las empresas hacia el logro de sus propios objetivos. La gobernabilidad permite establecer los límites entre el ejercicio del poder y el control del mismo en el seno de una organización.

En el ámbito cooperativo la gobernabilidad trata de estructurar las labores de cada uno de los integrantes de la entidad cooperativa (asociados). La gobernabilidad va de la mano de lo que es gobierno cooperativo, el cual se consolida mediante ciertos factores estructurales:

Participación
2. Educación para la asociatividad
3. Evaluación de los administradores
4. Fortalecimiento de los sistemas de control y rendición de cuentas.

 

junta1

 

Gobernanza: Es la manera de gobernar. Como tal, hace referencia al proceso de toma de decisiones y al proceso por el que las decisiones son implementadas, o no. La gobernanza se centra en los actores, formales e informales que están involucrados en el proceso de toma de decisiones y en su implementación, así como en las estructuras, formales e informales, que se han preparado para poder implementar las decisiones3.

Control Social: Se refiere al control de los resultados sociales de la cooperativa, a los procedimientos para el logro de dichos resultados, y a los derechos y obligaciones de los asociados.

El control social en las entidades de la Economía Solidaria se enfoca en:

1. Verificar que los resultados sociales se obtengan respetando la ley, los estatutos y los reglamentos, además de los principios, valores, características y fines de la economía solidaria.
2. Ejercer el control por los propios asociados en desarrollo del principio de autogestión. No puede delegarse a terceros ajenos.
3. Ser técnico y obligatorio para que se pueda supervisar cabalmente e idóneamente la gestión de la economía solidaria (Artículo 7 Ley 454 de 1998).

 

Sin objetivos no puede haber control y sin acción, este pierde todo su valor como instrumento de gestión.

__________________________________________________________________________

junta-120

__________________________________________________________________________

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*