Inicio » Junta de Vigilancia — Mayo 2, 2013

El Cooperativismo como movimiento de rescate social

El cooperativismo nació como reacción ante fenómenos sociales derivados del capitalismo. El desarrollo capitalista tiene una lógica de expansión y dominación según la cual tiende a utilizar y a hacer funcionales todos los recursos y formas de producción anteriores que va asimilando; pero no está en condiciones de integrar en sus propios circuitos a todos los grupos y componentes de la sociedad. A los que no logra integrar, los desplaza y excluye. Es justo allí, de los sectores no integrados al capitalismo, donde nace el cooperativismo.

Por tanto, la cooperación no tiene su origen exclusivo en la clase obrera como tal, sino en varias categorías de trabajadores autónomos, productores independientes y grupos económicos marginados. Al organizarse cooperativamente, estos grupos logran ampliar sus actividades sobre bases económicas distintas a las predominantes.

la contradicción fundamental entre cooperativismo y capitalismo está en el hecho que el cooperativismo tiende a liberar y a hacer autónomas aquellas fuerzas sociales y factores económicos que el capitalismo quiere someter y explotar en su beneficio.

Cooperativismo Movimiento Rescate Social

Según Hans Munkner es necesario diferenciar la formación de sociedades cooperativas en sentido económico y en sentido jurídico. En la doctrina alemana, las cooperativas, en sentido económico, presentan cuatro características:

Una cooperativa es un grupo de personas unidas, por lo menos, por un interés común.
El objetivo común de todo el grupo y de cada miembro es promover el interés común, por medio de la acción conjunta basada en la autoayuda solidaria.
El medio para lograr el propósito consiste en establecer una empresa cuya propiedad, gestión y administración se compartan.
El objetivo fundamental es promover los intereses de las empresas o economías de los miembros integrantes del grupo.

En sentido jurídico, solo pueden ser reconocidas como cooperativas aquellas que:

Sean asociaciones de personas con un número fluctuante de miembros.
Desarrollen sus actividades sobre la base de la autoayuda.
Persigan la promoción de los intereses económicos de sus afiliados.
Los dueños y los usuarios de las instalaciones y equipos de propiedad común sean las mismas personas.

En Coomeva, a las puertas de cumplir 50 años, confirmamos que somos una sociedad cooperativa en sentido económico y en sentido jurídico.

Como miembros de la Junta de Vigilancia y Control Social para el período 2013 – 2016, asumimos esta realidad cooperativa que es Coomeva. Estaremos atentos al balance social, como instrumento que permite conocer el cumplimiento del acuerdo cooperativo o promesa que se hace desde el colectivo a quien asume voluntariamente la decisión de sumarse. Serán de especial interés la revisión y evaluación de las actividades y servicios que ofrece la Cooperativa para satisfacer la demanda de sus asociados, a la estructura de participación y toma de decisiones; fortaleceremos los comités de Vigilancia regionales y zonales; seremos incansables en la garantía de los derechos de los asociados y velaremos por el cumplimiento de sus obligaciones. Serán entonces las necesidades de los asociados las que orienten la acción empresarial de nuestra organización cooperativa.

1 Comentario

Deje un comentario

requerido *

requerido *

*